Tumbas de guerra, localizadas en Alaska

Los restos de al menos 500 soldados de la Segunda Guerra Mundial, se encontraron en la isla de funcionarios de EU y Japón, aseguran que aún quedan por rescatar otros 2,000 cuerpos de militar
Attu fue el único punto de América donde se libraron combate

Funcionarios japoneses y estadounidenses han encontrado cuatro tumbas masivas que creen que contienen los restos de 500 soldados de la Segunda Guerra Mundial, casi 65 años después de una sangrienta batalla en la remota isla de Attu, en Alaska.

Un pequeño grupo de especialistas también halló dos botas con fragmentos de huesos, restos que quedaron expuestos a la erosión, dijo Bruce Woods, portavoz del Servicio de Fauna y Peces de Estados Unidos, que controla la isla.

La búsqueda de cuatro días, que concluyó el fin de semana, fue la tercera que se realiza para encontrar soldados que murieron en Attu, una isla montañosa sin árboles, ubicada en el extremo oeste de las Islas Aleutianas y el único punto continental de América del Norte donde se produjeron batallas de la Segunda Guerra Mundial. 

Búsquedas previas en 1953 y 1978 condujeron a la remoción y entierro de 300 series de restos pero, según Woods, en Attu aún quedan los cuerpos de 2,000 muertos en combate.

Attu, ubicada a unos 2,736 kilómetros al sudoeste de Anchorage, fue ocupada por los japoneses en 1942. Los habitantes del pequeño pueblo de Aleut fueron capturados como prisioneros, enviados a Japón y nunca pudieron regresar. 

En 1943, fuerzas estadounidenses tomaron control de la isla luego de una batalla de dos semanas en la que murieron cerca de 540 estadounidenses y 2,400 japoneses. Muchos de los japoneses prefirieron suicidarse antes que rendirse, por lo cual sólo sobrevivieron 28 soldados.

El descubrimiento de las tumbas masivas la semana pasada confirmó algunos de los registros de entierro desde 1953, dijo un funcionario del Departamento de Defensa estadounidense que estuvo en la expedición. 

El Gobierno japonés decidirá el destino final de los restos de Attu. Los cuerpos pueden quedar en la isla o pueden ser enterrados en otro lugar, dijo Woods.

Ahora ve
No te pierdas