26 peregrinos mueren en Francia

Un autobús con turistas polacos, descarriló en una carretera cerca de la ciudad de Grenoble; autoridades francesas buscan desaparecidos, y aún se desconoce el número total de pasajeros.
Imágenes de la TV francesa mostraron los restos calcinados d  (Foto: )
GRENOBLE, Francia (AP) -

Un autobús que transportaba a peregrinos polacos por los Alpes franceses se salió de una carretera montañosa, cayó a un río y se incendió, causando la muerte de 26 personas, dijeron las autoridades.

Otras 14 personas resultaron gravemente heridas en el accidente, que sucedió cerca de la población de Vizille, en las inmediaciones de la ciudad de Grenoble, en un camino con una pendiente pronunciada a eso de las 9.30 de la mañana, hora local.

Otras personas tuvieron heridas menos graves. Había informes contradictorios sobre la cantidad exacta de personas que viajaban en el autobús, pero se cree que eran al menos 50.

Los bomberos dijeron que le fallaron los frenos al vehículo, que atravesó una cerca y cayó unos 20 metros hasta la orilla del río La Romanche.

Algunos residentes de Notre-Dame-de-Mesage, una población cercana al lugar del accidente, dijeron que el autobús pasó por alto una curva de 90 grados en la carretera montañosa. Indicaron que el vehículo se incendió y quedó destruido.

Las imágenes de la televisión mostraron a los restos calcinados del vehículo, y algunos pedazos desparramados en la orilla del río.

Las víctimas fueron evacuadas por helicópteros a hospitales de Grenoble, y las personas con lesiones leves fueron atendidas en un campo de las inmediaciones.

Algunos pasajeros desaparecidos podrían haber sido despedidos del autobús hacia el río, expresaron los bomberos. Las cuadrillas de rescatistas requisaban el río en helicópteros y lanchas.

Los peregrinos regresaban de la capilla de Nuestra Señora de la Salud, 40 kilómetros al sur de Grenoble.

Funcionarios de la cancillería polaca dijeron que había 51 personas en el autobús. La prensa francesa reportó entre 50 y 60 personas.

Marcin Szklarski, presidente de Viajes Orlando, que organizó el viaje, manifestó al canal de televisión polaco TVN24 que los peregrinos tenían entre 40 y 60 años.

El grupo había partido de Polonia el 10 de julio para una visita de dos semanas a santuarios famosos de Francia, España y Portugal, incluyendo uno en Lourdes, Francia; otro en Fátima, Portugal, dijo Szklarski.

El autobús, un Skania 2000, había sido sometido a revisiones técnicas hace tres semanas en Alemania.

''El autobús había aprobado los exámenes'', señaló Szklarski.

El sacerdote Slawomir Zyga, portavoz de la iglesia católica en Szczecin, dijo que en el vehículo viajaban tres curas.

Uno de ellos llamó a la iglesia de Szczecin tras el accidente.

 ''Dijo que estaba temblando y ensangrentado, pero vivo'', manifestó Zyga al canal TVN24. ''No tenemos información sobre los otros dos sacerdotes''.

El presidente francés Nicolas Sarkozy expresó sus condolencias a su colega polaco, Lech Kaczynski, en una carta que le envió el mismo domingo. ''Durante esta experiencia terrible, usted tiene la solidaridad de la población francesa'', dijo Sarkozy.

Aunque llovía copiosamente el sábado en la noche, el clima en la región estaba cálido y soleado el domingo, y la carretera estaba seca.

Los peregrinos regresaban de la iglesia de Notre-Dame-de-la-Salette.

Después de un accidente similar en los años 70, con un autobús que también transportaba a peregrinos, las autoridades prohibieron a los autobuses que utilizaran la carretera sin un permiso especial. El autobús que se accidentó el domingo no tenía autorización para transitar por allí, dijeron los bomberos.

Ahora ve
No te pierdas