Refrescos de dieta, iguales a los otros

Según un estudio, las gaseosas dietéticas provocan los mismos riesgos que las normales; incluso los refrescos sin calorías incrementan el deseo por más dulces.
Los refrescos de dieta tienen los mismos riesgos de salud qu
BOSTON (AP) -

Las personas que bebieron más de un refresco dietético al día desarrollaron los mismos riesgos de sufrir una enfermedad cardiaca que aquellos que bebieron gaseosas regulares, según sugiere un estudio amplio pero inconcluso.

Los resultados sorprendieron a los investigadores que esperaban observar alguna diferencia entre las personas que consumen gaseosas regulares y las dietéticas.

Es que incluso los refrescos sin calorías incrementan el deseo por más dulces, y la gente que toma más gaseosas probablemente tiene hábitos alimenticios menos saludables en general, según el estudio.

El autor principal del estudio, doctor Vasan Ramachandran, enfatizó que los hallazgos no demuestran que las gaseosas dietéticas son causantes de mayores enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, indicó que ciertamente muestran una relación sorprendente con las enfermedades que debe ser estudiada.

''Es interesante y exige una explicación de las personas que están calificadas para hacer estudios para entender mejor (esta relación)'', indicó Vasan, del la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Sin embargo, un experto en nutrición desechó los descubrimientos en torno a las gaseosas dietéticas.

''Hay demasiadas informaciones contradictorias que demuestran que las bebidas dietéticas son más sanas en cuestiones de pérdida de peso, por lo que no le daría ningún crédito a los resultados de las (gaseosas) dietéticas'', señaló Barry Popkin, un nutriólogo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, quien ha solicitado que se coloquen advertencias de salud parecidas a las que se publican en las cajas de cigarrillos en torno a los efectos nocivos de las gaseosas.

La presidenta de la Asociación de Bebidas Gaseosas de Estados Unidos, Susan Neely, indicó que la noción de que las bebidas dietéticas se asocian a la gordura desafía el sentido común.

''¿Cómo puede ser que algo sin calorías y que es en un 99% agua con un poco de saborizante... puede provocar que uno suba de peso?'' se preguntó.

Los hallazgos se dieron dentro de un estudio masivo y multigeneracional de enfermedades del corazón entre residentes de la localidad de Framingham, Massachussetts, una localidad ubicada a unos 40 kilómetros al oeste de Boston.

El nuevo estudio se realizó en 9,000 personas, entre hombres y mujeres de mediana edad, y fue publicado el lunes en el sitio de Internet de la revista Circulation.

Ahora ve
No te pierdas