Responsabilidad social ¿negocio redondo?

Una empresa puede ver resultados tangibles y sonantes de ser socialmente responsable; 90% de los consumidores optarían por productos de este tipo de empresas.
La responsabilidad social empresarial tiene resultados tangi
Regina Reyes-Heroles C.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La responsabilidad social corporativa no es sólo un acto de caridad de las empresas, sí tiene un impacto en el negocio, en su éxito o su competitividad.

Hay beneficios externos, pues 90% los consumidores aceptan que optarían por productos de empresas socialmente responsables, según datos de Manpower.

 “La teoría de la responsabilidad social es que todo se compagina. Si una persona con discapacidad tiene empleo, genera ingresos que se transforman en adquisiciones de bienes y servicios. Esto genera ganancias para las empresas que apoyan a la sociedad contratando personas con discapacidad. Es el círculo virtuoso de la responsabilidad social”, dijo la Directora Ejecutiva de Fundación Manpower, Mercedes de la Maza.

Las actividades de empresas socialmente responsables tienen cinco pilares, según de la Maza: los valores éticos, los empleados, el involucrarse con la comunidad, el medio ambiente y la equidad de género.

La responsabilidad social empresarial o (RSE), según el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI) es “el compromiso consciente y congruente de cumplir integralmente con la finalidad de la empresa tanto en lo interno, como en lo externo, considerando las expectativas de todos sus participantes en lo económico, social o humano y ambiental, demostrando el respeto por los valores éticos, la gente, las comunidades y el medio ambiente y para la construcción del bien común”.

En México, las empresas no desconocen el concepto, de hecho hay muchas que se han subido a la ola verde, en beneficio del ambiente, o quienes dan oportunidades de trabajo a personas en segmentos discriminados laboralmente. A largo plazo, lo que provocan estas empresas socialmente responsables es una conciencia social y oportunidades para mejorar la economía del país en el que operan, porque generan ingresos de empleo formal o porque bajan sus gastos corporativos al ser ecológicos.

“Al dar empleos a personas con rezagos educativos, por ejemplo, por medio de un programa de responsabilidad social, como empresa te haces un daño a ti mismo porque ese puede ser tu mercado potencial o tus clientes potenciales. (…) Es una estrategia de ganar-ganar”, dijo de la Maza.

La Fundación Manpower tiene un programa en el que busca empleo a personas con discapacidad, adultos mayores y personas con rezagos educativos en 170 empresas que colaboran con ellos.

Según sus datos, 49% de las empresas con programas de responsabilidad social lo hacen por motivar a sus empleados y sólo 14% como una herramienta de ventas.

Sin embargo, hay resultados tangibles en empresas socialmente responsables, explica de la Maza:

-          85% de las personas con discapacidad o adultos mayores se comportan mejor que un empleado promedio, por lo que el cliente queda más satisfecho e incluso bajan los índices de rotación, en promedio, entre 10 y 15%.

-          Cambia el clima laboral en la empresa dando seguridad a los empleados y haciéndolos más sensibles.

-          Los empleados, los consumidores e, incluso los inversionistas, son más leales a las compañías entre más alto índice de responsabilidad social empresarial tengan.

-          Crece la imagen corporativa y de marca si la empresa busca una mercadotecnia social impactante y tiene productos de consumo masivo. Sobre todo porque, según Manpower, 70% de los consumidores responden de forma positiva a los productos de empresas que son socialmente responsables y 90% optaría por ellos.

La responsabilidad social de una empresa es avalada por distintas organizaciones en México, como Naciones Unidas, con el Pacto Mundial; el CEMEFI con su distintivo de Empresa Socialmente Responsable; el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y su Modelo de Equidad de Género, entre otros.

Entre el CEMEFI y el programa de Inmujeres hay más de 240 empresas o instituciones gubernamentales en México que se consideran socialmente responsables, entre las cuales se encuentran nombres como Danone, Alfa, COMEX, Fonart, Nextel, Nissan, o la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Por otro lado, hay empresas que presentan planes responsables con el medio ambiente, como Bimbo y Wal-Mart que plantan árboles o Jumex que tiene un plan para reducir sus emisiones de bióxido de carbono.

A los consumidores les llama la atención y a las empresas les beneficia.

Ahora ve
No te pierdas