En Gran Bretaña escasean los cadáveres

Médicos y estudiantes británicos están inquietos por la falta de cuerpos para practicar disecci Londres es la ciudad más golpeada, que prevé una caída de donadores de hasta 40% de los necesar
Cada vez menos estudiantes experimentan una disección adecua  (Foto: )
LONDRES (CNN) -

Cuando Austin Hymas tuvo la posibilidad de diseccionar un cuerpo humano por primera vez, debió compartirlo con otros cinco compañeros estudiantes de medicina.

El estudiante de primer año de medicina dijo que le fascinó lo que pudo hacer y ver, pero que le preocupa que nunca tendrá suficiente tiempo para diseccionar apropiadamente y aprender las complejidades de un cadáver humano.

"La disección en las escuelas de medicina se redujo dramáticamente", dijo Hymas, de 19 años, a en una entrevista. "Sólo hemos realizado cuatro semanas de disección en todo el año, mientras que hace 10 años, probablemente le hayan dedicado todo un cuatrimestre a cada extremidad", comentó.

Muchas escuelas de medicina en Gran Bretaña actualmente usan secciones preparadas, o sea muestras de partes del cuerpo que han sido pre diseccionadas y que a los estudiantes se les permite examinar.

Cada vez menos estudiantes adquieren la experiencia directa de una disección adecuada.

El problema, en parte, es simplemente que no hay suficientes cuerpos para usar.

Según las autoridades de medicina, Gran Bretaña necesita alrededor de 1,000 cuerpos al año para ser utilizados en la capacitación de estudiantes y llevar a cabo investigaciones científicas.

En Londres, que ha sido la más golpeada por la falta de donaciones de cuerpos, expertos prevén una caída de alrededor del 40% en el número de cadáveres necesarios para las cinco escuelas de medicina de la capital y la Real Escuela de Cirujanos (RCS por su sigla en inglés).

Vishy Mahadevan, un profesor de anatomía quirúrgica en la RCS, que brinda cursos especializados de posgrado para quienes desean convertirse en cirujanos, dijo que su escuela actualmente debe "arreglárselas" con 60 a 65 cuerpos al año.

"Idealmente necesitaríamos 90 cuerpos al año", dijo el profesor. "Nos encantaría contar con más cadáveres, pero estamos teniendo que adaptar nuestros talleres y cursos a lo que tenemos disponible", añadió.

Diana Lawrence-Watt, profesora de anatomía humana en las escuelas de medicina de Brighton y Sussex, en el sur de Inglaterra, comentó que teme que los estudiantes de medicina estén quedándose sin un aprendizaje práctico crucial.

Lawrence-Watt admitió que en su departamento los profesores a menudo pre preparan muestras de disección, por ejemplo quitando la piel "para ahorrar tiempo y dejarlos (a los estudiantes) pasar al grano rápidamente".

"En mi mente, no obstante, no hay en absoluto un sustituto para que los estudiantes entren ellos mismos al tórax y al abdomen para que puedan ver todas las relaciones y estructuras de los órganos", comentó la profesora.

Algunos expertos sospechan que es posible que nuevas leyes, implementadas el año pasado sobre la donación de órganos y cuerpos, hayan tenido un impacto perjudicial sobre el número de británicos dispuestos a legarse a la ciencia de la medicina después de la muerte.

La Ley sobre Tejido Humano entró en vigor después de un horripilante escándalo en el hospital Alder Hey de Liverpool, en el norte de Inglaterra, en el que entre 1988 y 1996 fueron extraídos cientos de órganos de bebés muertos sin el consentimiento de sus padres.

El más importante funcionario en medicina de Gran Bretaña se mostró alarmado esta semana por la pronunciada disminución en el número de órganos donados para trasplantes.

Además, sugirió que el Reino Unido debería adoptar un sistema de "consentimiento presupuesto" bajo el cual los órganos de cualquier persona podrían ser usados a menos que haya expresamente decidido no donarlos.

Pero quien desea donar su cuerpo en Gran Bretaña necesita entregar un consentimiento escrito y constatado, y los críticos dicen que se hace poco por informar sobre el valor que un cadáver regalado puede tener.

"Los cuerpos donados para estudio médico usualmente están en el grupo mayor de 65 años, estamos hablando de personas de 75, 80 y 90 años, y por supuesto que todavía son muy útiles. Puede que la función de los órganos cambie con la edad y por lo tanto ya no sirven para trasplantes, pero su estructura y disposición no cambian para nada", dijo Mahadevan.

"No se puede hacer promoción en televisión, eso sería inadecuado, pero necesitamos una campaña constante y delicada para informarle a la gente que ésta es una forma muy noble de hacer algo con su cuerpo después de la muerte", añadió.

Tanto Mahadevan como Lawrence-Watt enfatizaron que un retorno a los viejos tiempos, cuando todo estudiante de medicina tenía amplias oportunidades y tiempo para diseccionar un cadáver antes de terminar su formación, no es necesario ni deseable.

"Seré el primero en decir que es anticuado que cada estudiante diseccione un cuerpo", comentó Mahadevan. "Sí, era lo que se hacía hace 20 años tal vez, pero ahora esos días han pasado", agregó.

En la actualidad se cree que los estudiantes de medicina no necesitan entrar en tanto detalle hasta su especialización.

Pero el prospecto de un doctor realizando la primera incisión de su carrera en el cuerpo de un paciente con vida sobre una mesa de operaciones preocupa a expertos, estudiantes y pacientes por igual.

"Obviamente todo el mundo quiere hacer su trabajo tan bien como sea posible, y si esto me va a impedir que haga eso entonces es una gran preocupación", afirmó Hymas.

Ahora ve
No te pierdas