EPR se atribuye ataque a una cárcel

En un comunicado en Internet asegura haber atacado un penal en construcción en Chiapas; el grupo armado exige la presentación de dos de sus integrantes supuestamente detenidos.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El grupo rebelde mexicano Ejército Popular Revolucionario (EPR) se adjudicó el domingo un ataque a balazos a una cárcel en construcción en el estado de Chiapas, semanas después de haber reivindicado explosiones en ductos de la petrolera estatal Pemex.

El EPR, un grupo surgido en zonas rurales del empobrecido estado de Guerrero en 1996, dijo en un comunicado en internet que continúa reclamando la aparición con vida de dos de sus integrantes que aseguran fueron detenidos por las autoridades y desaparecidos.

El Gobierno ha dicho que ninguno de los dos reclamados, Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, están en cárceles mexicanas.

"Reivindicamos la autoría de la acción de denuncia política armada, realizada por unidades de milicias populares pertenecientes a nuestro ejército, en las instalaciones de la cárcel federal ubicada en el municipio de Chiapa de Corzo, Chiapas", dijo el comunicado.

El ataque a la cárcel se produjo en la madrugada del sábado en Chiapa de Corzo, localidad a 15 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado de Chiapas y donde tiene sede la guerrilla zapatista que conduce el encapuchado subcomandante Marcos.

Un grupo de encapuchados llegó a la cárcel y encerró a los tres guardias que custodian la construcción, efectuó disparos y pintó consignas del EPR, dijeron medios locales.

Sin embargo, las autoridades señalaron que relacionaban las acciones con disconformidad de grupos de campesinos de la zona con la construcción de la prisión.

El EPR, identificado con el marxismo, era activo años atrás en los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, pero había mantenido un perfil relativamente bajo hasta que se adjudicó los ataques a Pemex, que dejaron sin gas natural a una amplia zona del país por varios días.

Ahora ve
No te pierdas