Arden las Islas Canarias

Dos incendios, avivados por intensos vientos, han calcinado más de 20,000 hectáreas de bosque; las autoridades han evacuado a más de 10,000 personas.
Los incendios en las Islas Canarias han calcinado más de 20,
MADRID (AP) -

Más de 11,000 personas han sido evacuadas en las Islas Canarias debido a voraces incendios forestales que han calcinado más de 20,000 hectáreas de bosque y monte bajo, informaron las autoridades.

En la isla de Tenerife, unas 6,000 personas fueron evacuadas de sus hogares.

Las llamas iniciadas el lunes y avivadas por vientos superiores a los 70 kilómetros por hora (45 millas por hora) han destruido más de 4,500 hectáreas de bosque desde el lunes, según el presidente del gobierno regional de las Islas Canarias, Paulino Rivero.

El funcionario dijo que la situación es ''dramática''.

Las autoridades de Tenerife dijeron que combaten las llamas en cuatro frentes, y que únicamente uno de ellos ha sido controlado. Muchas carreteras de la zona se encuentran cerradas.

Según las autoridades, los fuertes vientos y temperaturas superiores a los 40 grados centígrados (104 Fahrenheit) esparcieron las llamas a las copas de los árboles, en su mayoría pinos silvestres.

El fuego ha consumido el 65% del santuario de aves de Palmitos y las autoridades temen que podrían haber perecido algunos tucanes y otras aves exóticas, según despachos de prensa.

Soldados de la Unidad Militar de Emergencias, una unidad nueva que depende directamente de Presidencia del Gobierno con emplazamiento en Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza, León y Las Palmas de Gran Canaria, intervienen por primera vez en la extinción de las llamas.

La zona más afectada ha sido la de Mogan, en el sudoeste de Gran Canaria, con unas 10,000 hectáreas de pinares calcinados.

En las labores de extinción colaboran ocho aviones cisterna, según despachos de prensa.

Más de 11,000 personas, muchas de ellas turistas, han sido evacuadas, pero los bomberos nada pudieron hacer para salvar decenas de viviendas que fueron consumidas por las llamas, dijo un vocero de los servicios de emergencia del gobierno regional canario.

La policía detuvo el sábado a un guarda forestal, Juan Antonio Navarro Armas, de 37 años, que posteriormente confesó haber provocado el incendio con fósforos, porque su contrato laboral estaba a punto de expirar y deseaba seguir trabajando, dijo la Guardia Civil en un comunicado.

Ahora ve
No te pierdas