Cuba y México quieren nuevas relaciones

Legisladores de ambos países se reúnen para superar la crisis dejada por los gobiernos anterior
LA HABANA (CNN) -

Legisladores cubanos y mexicanos dijeron el viernes haber allanado el camino para la normalización de las relaciones entre los dos países, aunque reconocieron que corresponde a los poderes ejecutivos la solución final de la crisis generada en el Gobierno del ex presidente Vicente Fox.

Sin embargo, reconocieron no haber avanzado en la solución de una deuda de unos 500 millones de dólares que Cuba tiene con el Banco Nacional de Comercio Exterior de México (Bancomext) y que obstaculiza el comercio entre ambos países.

"El diálogo entre los dos parlamentos facilita las conversaciones entre los dos ejecutivos", dijo a periodistas el líder senatorial mexicano Manlio Fabio Beltrones, del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).

"El siguiente paso toca darlo tanto al Gobierno de México como al Gobierno de Cuba en un restablecimiento ya total de nuestras relaciones que nunca debimos haber perdido", agregó.

La IX reunión interparlamentaria de dos días cerró con una Declaración Conjunta en que ambos parlamentos se comprometieron a avanzar en temas como la migración, medio ambiente, educación, salud, comercio, ciencia y tecnología.

En cambio, el tema de la deuda de 500 millones de dólares que tiene Cuba con México, inicialmente en la agenda, no fue tratado por los legisladores.

"El tema de la deuda no fue abordado en esta interparlamentaria (...) Es una tarea de los poderes ejecutivos, no de los poderes legislativos", dijo Beltrones a periodistas.

Beltrones negó el jueves rumores sobre una posible condonación de la deuda.

Cuba y México han mantenido históricos vínculos de amistad. México fue el único país de América Latina que no rompió sus relaciones con Cuba tras la revolución socialista liderada por Fidel Castro en 1959.

El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, elogió el esfuerzo de los legisladores mexicanos para recomponer las debilitadas relaciones en los últimos años.

"Fue una reunión muy útil, muy sana en la que se abordaron muchos temas con mucha amplitud, con mucha seriedad", dijo Alarcón al término de la reunión.

Los parlamentarios de ambos países insistirán, dijeron, ante sus gobiernos para asumir posiciones comunes en temas como la protección del medio ambiente y coordinar una posición común frente al calentamiento global.

"México y Cuba acordaron pugnar por la concertación de posiciones de sus gobiernos en los distintos foros (...) en especial en el seno de la ONU", dijo el texto de la declaración.

La migración ocupó la atención de los parlamentarios, quienes condenaron la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos y el tráfico ilegal de personas, agrega.

Esta es la primera reunión entre los parlamentos de los dos países bajo el Gobierno provisional de Raúl Castro, quien asumió el poder hace casi once meses tras la crisis de salud de su hermano Fidel.

La reunión se produce luego de que Cuba valorara como positivo el papel de México en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que eliminó en junio al relator especial para la isla.

"Es un hecho concreto que nosotros hemos tomado como un paso positivo", dijo el canciller cubano Felipe Pérez Roque a mediados de junio.

La crisis diplomática entre ambos países tocó fondo en el 2004, cuando el Gobierno de Fox decidió retirar a su embajadora en Cuba y pidió la salida del enviado cubano en México tras el conflicto motivado, entre otras razones, por el voto de condena a la isla en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Ahora ve
No te pierdas