México inicia deportaciones masivas

Inmigrantes centroamericanos que quedaron varados en el país serán devueltos por las autoridade para evitar la repatriación, muchos decidieron continuar el trayecto de 400 km rumbo a Veracruz
VILLAHERMOSA (CNN) -

México comenzó este martes deportaciones masivas de inmigrantes centroamericanos que se dirigían a Estados Unidos y quedaron varados en el sur del país, sobre todo en el estado de Tabasco, cuando un tren regional dejó de prestar operaciones hace tres semanas.

Los inmigrantes, en su mayoría hondureños y guatemaltecos, estaban en los municipios de Balancán, Zapata y Tenosique, en Tabasco y muy cerca de la frontera con Guatemala. Muchos de ellos pidieron ser devueltos a sus países de origen, dijeron las autoridades.

"Sabemos de la condiciones y penurias que están pasando en esos países, y en este caso no podemos permitir que les pase algo, tampoco que arriesguen su vida por llegar a Estados Unidos", dijo a periodistas el gobernador de Tabasco, Andrés Granier.

"Será una repatriación ordenada", aseguró Miguel Ángel Barreda, delegado del Instituto Nacional de Migración en Tabasco.

Autoridades del instituto y unos 300 agentes de la policía federal comenzaron las operaciones de repatriación por las que los inmigrantes iban a ser llevados hasta Tapachula, en el también fronterizo estado de Chiapas, para luego pasarlos a territorio de Guatemala.

De manera constante, cientos de indocumentados de Centroamérica entran a territorio mexicano intentando llegar a Estados Unidos para huir de la pobreza en sus países.

Muchos son detenidos o asaltados en el trayecto, que hacen en distintos trenes hasta puntos fronterizos de la extensa frontera que comparten México y Estados Unidos.

En las últimas semanas, los inmigrantes comenzaron a congregarse en el sureste mexicano desde que la compañía de trenes estadounidense Genese & Wyoming, concesionaria del tren Chiapas-Mayab, devolvió los derechos al Gobierno porque la operación ya no era rentable.

Los indocumentados acampaban en improvisadas tiendas de campaña a lo largo de 13 poblados sobre 260 kilómetros de la línea fronteriza de México con Guatemala.

Para evitar las deportaciones, muchos decidieron iniciar una caminata de 400 kilómetros a través de las vías del tren rumbo a Veracruz, estado sobre el Golfo de México, el próximo tramo de su viaje.

Ahora ve
No te pierdas