Perú registra nuevo sismo

Un sismo de 6 grados se sintió mientras realizaban rescates de víctimas del terremoto del miérc los bomberos del país aseguran que hasta el momento fallecieron alrededor de 510 personas.
PISCO, Perú (CNN) -

Equipos de rescate buscaban el viernes más víctimas de un terremoto que sacudió hace dos días Perú y provocó la muerte de unas 500 personas, mientras que un sismo de magnitud preliminar 6.0 grados remeció nuevamente el país.

La costa central de Perú fue afectada el miércoles por un poderoso terremoto de magnitud 8.0 grados, que provocó el derrumbe de miles de viviendas, principalmente de pobladores pobres, que los obligó a dormir en las calles.

Mientras el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) reportó 445 fallecidos, los bomberos informaron que el terremoto dejó hasta ahora 510 muertos.

Testigos dijeron que aún no había reporte de daños o heridos tras un nuevo sismo del viernes de magnitud preliminar 6.0 y con epicentro a unos 145 kilómetros al sur de la capital, Lima, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

El sismo del viernes, que fue percibido en Lima, causó pánico entre los pobladores de la provincia de Pisco, la zona más afectada por el terremoto en la región sureña de Ica, quienes hacían largas colas esperando recibir agua y alimentos.

"Estamos trabajando desde anoche. Antes de que llegáramos habían rescatado a una señora y un niño, pero estaban muertos, no creo que haya sobrevivientes", dijo Paul Cana, de 30 años, un minero que forma parte de los equipos de rescate.

Más de 36 horas después del sismo, una serie de réplicas causaron temor en los pueblos más afectados al sur de Lima, aunque el rescate el jueves de un hombre vivo desde los escombros de una iglesia dio esperanzas a los socorristas en Pisco.

El presidente peruano, Alan García, visitó el viernes las zonas afectadas por el terremoto y presentó sus condolencias a las familias de las víctimas.

"Estamos haciendo el censo de casas completamente destruidas y a partir de eso vamos a cuantificar cuánto se ha perdido en el carácter inmobiliario, vidas humanas cercanas a 400 y económicamente todavía no me atrevo a hacer el cálculo", dijo García a periodistas.

Cinco cadáveres aún permanecían en la plaza principal de Pisco, donde cientos de personas se reúnen por ser el único lugar del pueblo de 120,000 habitantes con electricidad después del terremoto, que cortó además las líneas telefónicas y tramos de las principales carreteras.

Además de Pisco, famoso por el licor de uva que lleva su nombre, las provincias de Cañete y Chincha resultaron seriamente dañadas por el terremoto, que provocó el colapso de una cárcel de la que fugaron unos 600 presos.

El sismo del miércoles fue uno de los peores desastres naturales que han afectado al país sudamericano durante el último siglo. En 1970, unos 50,000 peruanos murieron durante un terremoto que provocó una avalancha de hielo y barro que sepultó al poblado de Yungay, al norte de Lima.

En el centro de la capital, la bandera peruana flameaba a media asta debido a que García declaró tres días de duelo nacional.

Ahora ve
No te pierdas