EEUU, Canadá y México se reúnen

En la cumbre de América del Norte con la esperanza de expandir la cooperación entre los tres pa se llevará a cabo en Quebec y se reunirán Bush, Calderón y Harper este lunes.
WASHINGTON (AP) -

Nunca afecto a interrumpir sus vacaciones en Texas, el presidente George W. Bush lo está haciendo este año para impulsar los vínculos con los líderes de México y Canadá, dos vecinos amistosos y socios vitales.

Bush se reunirá el lunes con el primer ministro canadiense Stephen Harper y el presidente mexicano Felipe Calderón en Montebello, Quebec, en la esperanza de expandir la cooperación entre los tres países, que integran la mayor sociedad comercial en el mundo.

La cumbre norteamericana de dos días parece carecer de un tema predominante, con la posible excepción de un nuevo esfuerzo estadounidense por poner fin a las sangrientas guerras entre narcos en México.

Pero el propósito general es la prosperidad económica, construida en torno de varios tópicos: seguridad fronteriza, competitividad con India y China, seguridad de los productos y soluciones energéticas.

También hay cuestiones técnicas de importancia como la unificación de procedimientos de cruces fronterizos y de pautas comerciales.

''Es esencial para nuestra seguridad. Hay que hacerlo'', dijo Roger Noriega, ex secretario asistente de estado para asuntos del hemisferio occidental. ''Y sucede que México y Canadá se han renovado con la elección de dos líderes de centroderecha que ven el mundo en forma muy parecida a la de Bush''.

El escenario será un castillo junto al río Ottawa.

Algunas cuestiones espinosas aguardan a los mandatarios.

Bush prometió reformar la política inmigratoria con México, y ahora verá a Calderón por primera vez desde que ese intento fracasó en el Congreso. Calderón ha dejado en claro que espera más de Estados Unidos que una cerca que divida a los dos países.

Harper está frustrado por una ley estadounidense que hizo más estrictas las reglas de pasaporte para los canadienses que visitan Estados Unidos.

Los mandatarios probablemente discutirán el mejor modo de contrarrestar el mensaje del presidente venezolano Hugo Chávez, que encabeza un giro a la izquierda en Latinoamérica. Los tres tienen intereses estratégicos en promover la democracia en el continente.

''Lo que es realmente importante es que sigan reflejando el significado de la integración de América del Norte: el hecho de que hay problemas posteriores a los ataques terroristas del 2001, pero que no van a socavar el comercio ni las inversiones'', dijo Charles Doran, un experto en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados en la Universidad John Hopkins.

Doran no prevé un tema dominante en la cumbre. ''Eso es positivo. No hay una sola cosa que vaya a preocuparlos'', explicó.

La reunión se produce en momentos en que el gobierno estadounidense se dispone a ofrecer a México un importante plan de ayuda para luchar contra el narcotráfico y la violencia. Bush podría anunciar la propuesta parcial o totalmente durante la cumbre si se completan los detalles a tiempo.

Es la tercera cumbre de los líderes de los tres países durante el gobierno de Bush.

Ahora ve
No te pierdas