Sale video afgano de alemana secuestrada

Un canal privado afgano transmitió un video que supuestamente muestra a quien fue secuatrada; la mujer aparece con la cabeza cubierta por una pañoleta blanca.
KABUL (AP) -

Un canal privado de la televisión afgana transmitió el domingo un video que supuestamente muestra a una trabajadora asistencial alemana, quien fue secuestrada un día antes en un restaurante de esta capital.

La mujer, quien aparece sentada en el piso dentro de una habitación, con la cabeza cubierta por una pañoleta blanca, se identificó como Christina Maier.

''Estoy bien'', dijo, antes de leer una carta en dari, la lengua local, para instar a la liberación de varios prisioneros desconocidos.

La mujer recibió instrucciones de un hombre, para que haga declaraciones en inglés y dari. El hombre, que hablaba un inglés poco fluido, le ordenó después a la mujer que mostrara una copia de su pasaporte alemán y una tarjeta de identificación emitida por el grupo de ayuda humanitaria para el que ella trabaja.

Tolo TV, que transmitió el video, no informó como obtuvo la grabación.

''Estoy bien. No me están amenazando. Quiero que mi país haga lo que pueda para mi liberación'', declaró en dari al leer una hoja de papel. Sólo ocasionalmente miró a la cámara.

Una voz masculina de una persona que no aparecía en las imágenes, le dijo que expresara las palabras ''ayuda'' y ''urgente''.

''Por favor, ayuda para mi liberación, ayúdenme'', expresó la mujer.

Posteriormente apareció en el video un hombre con anteojos de sol y su rostro cubierto con un pañuelo, y demandó que el gobierno afgano libere a varios presos no identificados. Dijo que un integrante de su grupo le entregará a las autoridades una lista.

''No somos gente mala. Somos una red especial'', manifestó el hombre al final de la grabación. No identificó al grupo ni dijo si tenía lazos con el Talibán o con otros grupos insurgentes de Afganistán.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania se negó a efectuar declaraciones sobre el video.

Más temprano, Ali Sha Paktiawal, titular de la división de investigaciones criminales de la policía de Kabul, descartó que el Talibán esté involucrado en el secuestro, pero no dijo quién sería el responsable.

En el secuestro del sábado, cuatro hombres arribaron al restaurante en un automóvil Toyota Corolla gris, y uno de ellos ingresó y pidió pizza, dijeron los agentes que investigan el incidente.

Indicaron que otros dos hombres esperaron frente al restaurante, y el cuarto en el vehículo.

El hombre que entró al negocio, sacó un revólver, caminó hacia una mesa donde estaba sentada la mujer con su esposo y se la llevó de allí, dijeron los informantes a condición de mantener su nombre en el anonimato debido a la política de la agencia. El esposo de la mujer no fue secuestrado.

La policía vio al vehículo cuando se marchaba a toda velocidad y le disparó, pero alcanzó a un taxi que estaba en las inmediaciones y mató a su conductor.

La mujer y su esposo, también alemán, han trabajado para la organización cristiana Ora International en Kabul desde septiembre del 2006, indicó Ulf Baumann, portavoz del grupo. No los identificó.

Ahora ve
No te pierdas