La superstición es necesaria: estudio

En la era de la tecnología, algunas creencias actúan en el ser humano como mecanismo de defensa las personas tienden a ser más supersticiosas cuando se enfrentan a situaciones que no controla
Las supersticiones tienen una presencia constante en la huma  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

A pesar de vivir en un mundo cada vez más avanzado tecnológicamente, lo que supone un pensamiento racional, lo cierto es que los seres humanos tienen supersticiones como una presencia constante, lo mismo en el medio rural que en el citadino.

Roger Magazine Nemhauser, académico del Departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Iberoamericana (UIA), expuso en un comunicado que las supersticiones no son privativas de algún grupo social o región, sino que son prácticas universales. 

De hecho, dijo, las personas tienden a ser más supersticiosas cuando se enfrentan a situaciones sobre las que tienen menos control.

Por ejemplo, indicó, la gente que aborda un avión tiene diversos ritos para protegerse, entre ellos persignarse, aún cuando a nivel lógico sabemos que volar es una forma mucho más segura de viajar que en automóvil. 

Señaló que la superstición guarda cierta relación con los ritos y creencias religiosas, ya que "una parte de las tareas de la religión es satisfacer la necesidad de explicación y control de las situaciones que están fuera de nuestro alcance".

Magazine Nemhauser destacó que al ser tan difícil definir en ocasiones la línea divisoria entre la causa y el efecto, la superstición actúa como un mecanismo de defensa, cuyo fin es dar al ser humano cierta seguridad o control sobre las situaciones a las que se enfrenta. 

En el ambiente citadino es usual que las personas estén conscientes de que seguir las reglas de este "tipo de magia" puede resultar un poco ridículo, ya que se acepta que es una creencia no completamente racional, pero sirve para dar respuestas a ciertas preguntas sin resolver.

El experto de la UIA subrayó que la ciencia ha creado la ilusión en el ser humano sobre la posibilidad de entender y controlar el mundo. 

"Pero constantemente nos damos cuenta de que no es así, pues hay cosas de las que hace diez años estábamos muy seguros y de las que ahora no lo estamos", agregó.

Ahora ve
No te pierdas