Perú inicia reconstrucción tras sismo

El gobierno peruano concluyó la búsqueda de sobrevivientes e inició el despeje de los escombros el terremoto que sacudió Perú el miercoles pasado dejó a 500 muertos y 90,000 damnificados.
El presidente peruano Alan García inspecciona los paquetes d  (Foto: )
LIMA (AP) -

El gobierno peruano, tras dar por concluída la posibilidad de encontrar sobrevivientes, se lanzó este lunes a la tarea de despejar los escombros de las localidades devastadas por el terremoto e iniciar la reconstrucción.

''Viajaré con el jefe de Defensa Civil a Pisco para comenzar el trabajo de limpieza con máquinas que varias empresas constructoras nos han enviado'', anunció el presidente Alan García el lunes tras visitar el centro de recolección de ayuda en el Estadio Nacional.

El mandatario regresó temporalmente a Lima este lunes desde su centro de operaciones en la destruida ciudad de Pisco, a 205 kilómetros de esta capital, para lanzar la reconstrucción y proponer un organismo autónomo a cargo. García y sus ministros se han desplegado por las zonas afectadas.

García manifestó que con la campaña de despeje de escombros se inicia una nueva etapa en la tragedia que ha afectado a este país por el terremoto del miércoles, que provocó más de 500 muertos y que dejó unos 90,000 damnificados.

Pisco es la ciudad más destruida por el sismo. Se estima que un 90% de la ciudad resultó dañada y la campaña del gobierno se propone remover los escombros para luego comenzar la reconstrucción con el apoyo del estado peruano.

También el despeje comprenderá las localidades de Chincha e Ica, que resultaron, asimismo, seriamente devastadas. Máquinas topadoras y retroexcavadoras ya han comenzado las labores de remoción y de demolición de las estructuras que no alcanzaron a caer por el sismo de 7.9 grados. Entre los lugares que están siendo removidos de escombros se encuentra la iglesia San Clemente de Pisco, donde cientos de fieles resultaron aplastados por los muros de adobe.

García informó que propondrá al consejo de ministros la creación de un organismo autónomo encargado de dirigir y coordinar la reconstrucción.

Mientras tanto, más de 20,000 personas se encuentran en albergues instalados por el gobierno.

El mandatario señaló que se formarán grupos en las ciudades afectadas integrados por jóvenes y mujeres para colaborar en la reconstrucción de modo que con ''los pequeños salarios'' que perciban contribuyan a la normalidad de la actividad económica en la región.

Cada persona será contratada por un mes con posibilidades de extenderlo por otro y percibirá unos 130 dólares durante ese periodo, según dijo la ministra del Trabajo, Susana Pinilla.

Para financiar esos gastos el gobierno dijo que recurrirá a recursos propios y descartó el aumento de impuestos.

Junto con las tareas de remoción de escombros y de reconstrucción el gobierno busca organizar la distribución de la cuantiosa ayuda que se ha recibido, tanto del extranjero como interna. Hasta el momento se han contabilizado casi 34,000 familias damnificadas y las viviendas destruidas suman una cantidad similar.

García señaló que se han recolectado y trasladado 9,000 toneladas de ayuda. Un puente aéreo y marítimo se ha dispuesto para el traslado de la ayuda, mientras muchos aviones de los países que han enviado sus aportes han llegado directamente a una base militar en Pisco. También mediante el puente aéreo casi medio millar de heridos fue trasladado a hospitales limeños.

Entre los aportes recolectados y enviados a la zona más devastadas se encuentra un millón de litros de agua. El sismo destruyó o interrumpió los servicios básicos, que hasta ahora sólo se han repuesto parcialmente en algunos lugares. En Pisco se prevé que sólo dentro de 20 días se repondrá el alumbrado público.

El corte de carreteras y la niebla en la serranía ha impedido, según admitió García, la llegada oportuna de ayuda a algunos lugares, aunque dijo que se cuenta con siete helicópteros para trasladar los aportes a los damnificados. Reitero que ''nadie se morirá de sed ni de enfermedad''.

El gobernante peruano llamó a todos los sectores a colaborar con las tareas de reconstrucción y ante los críticos dijo que hay que ''criticar menos y trabajar más''.

García aseguró que el pillaje de los primeros días ya ha sido controlado mediante el refuerzo de la policía y el despliegue de efectivos militares.

Ahora ve
No te pierdas