Dean azota al puerto de Veracruz

El huracán entró al estado con vientos de hasta 160 kmp y fuertes lluvias torrenciales; unas 15,000 personas se refugian en albergues, hasta el momento no hay pérdidas humanas.
El fenómeno meteorológico ha causado intensas lluvias (Archi  (Foto: )
POZA RICA, Veracruz (CNN) -

El huracán Dean tocó tierra a las 11:50 de este miércoles en las costas del Golfo de México con poderosos vientos y torrenciales lluvias que derribaron árboles e inundaron caminos en una zona de instalaciones petroleras.

El fenómeno entró por la zona de Cazones y Tecolutla, con categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, sin embargo tras tocar tierra el huracán se debilitó a Categoría 1, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Dean redujo su fuerza a huracán con vientos de 140 kilómetros por hora y su centro se ubicaba a las 13:00 hora locales (1800 GMT) tierra adentro muy cerca de la ciudad de Poza Rica.

El meteoro se movía a 31 kilómetros por hora hacia el oeste y los meteorólogos esperaban que siguiera esa trayectoria a lo largo de la noche del miércoles y se fuera debilitando hasta disiparse sobre las sierras de la región central de México.

Poza Rica, al norte de la ciudad de Veracruz, alberga instalaciones de almacenamiento de petróleo y un ducto que lleva el crudo a una refinería en la región central de México.

Dean azotó el martes con Categoría 5 las costas del Caribe mexicano y se tragó la arena de las famosas playas de Cancún antes de cruzar la Península de Yucatán e ingresar en el Golfo de México, donde Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene cientos de plataformas e instalaciones que fueron evacuadas.

México, uno de los tres mayores proveedores de crudo a Estados Unidos, evacuó a más de 18,000 empleados de la petrolera estatal Pemex y cerró el 80% de su producción de crudo en vísperas del arribo de Dean.

La empresa dijo que todavía no sabía si sus evacuadas plataformas petroleras en la Sonda de Campeche habían sufrido daños pero informó que hacia el mediodía funcionarios de Pemex se reunirían para evaluar el estado de las instalaciones.

"Allá está todo desocupado, no hay nadie. Podrán ir hasta que pasen las lluvias, hasta que sea posible navegar o volar", dijo Martha Avelar, una portavoz de Pemex.

Pemex cerró los pozos petroleros en Poza Rica antes de la llegada de la tormenta, recortando la producción en 18,000 barriles por día.

Bajo una fuerte lluvia e intensas ráfagas, la ciudad de Veracruz, la mayor en la zona de influencia del huracán y uno de los principales puertos comerciales del país, tenía la mayoría de sus comercios cerrados.

Las tiendas tapizaron sus ventanas con maderas, mientras hoteles ponían cintas en vidrios que daban al agitado mar y trasladaban huéspedes a habitaciones que no miran a la playa.

De acuerdo con Protección Civil, unas 15,000 personas fueran evacuadas en refugios en el estado de Veracruz.

Dean había obligado a otras decenas de miles de personas, entre ellas numerosos turistas, a buscar protección en varios refugios a su paso por la Península de Yucatán, pero hasta el momento no se ha informado de víctimas mortales o daños serios en México.

El huracán dejó calles inundadas, árboles caídos, basura y daños menores en viviendas humildes de la caribeña ciudad de Chetumal, Quintana Roo, y el impacto tampoco parecía ser importante en la infraestructura de los balnearios de Cancún y la Riviera Maya.

A su paso por las islas del Caribe, Dean provocó 12 muertes.

Ahora ve
No te pierdas