Lula no quiere 'eternizarse' en Brasil

El mandatario carioca aseguró que no buscará un tercer periodo consecutivo en la presidencia; “Cuando un líder político se siente indispensable, nace una pequeña dictadura”, afirmó da Silva
SAO PAULO (CNN) -

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que no buscará un tercer período consecutivo y que intentará influenciar la selección de su sucesor, quien podría no proceder de su Partido de los Trabajadores.

"Cuando un líder político comienza a pensar que es indispensable y que no puede ser sustituido comienza a nacer una pequeña dictadura", dijo Lula en una entrevista publicada el domingo por el diario O Estado de S.Paulo.

El ex líder obrero, quien ganó la presidencia en la cuarta mayor democracia del mundo en el 2002 y fue reelecto el año pasado, dijo que su período concluía en diciembre del 2010 "voy a hacer un conejo asado, algo que hace cinco años que no hago".

Aunque la constitución brasileña no permite que un presidente cumpla un tercer período consecutivo, Lula podría intentar reunir el apoyo político para modificar la ley si lo quisiera, como hizo su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, quien logró la aprobación de una enmienda que permitió su reelección por un segundo término.

La interrogante sobre si lo hará, o respecto a quién lo sucederá, ya es tema de conversación en la política brasileña a menos de un año de iniciado su segundo período.

Lula, quien rara vez ofrece entrevistas, dijo que intentará influenciar significativamente la promoción de su sucesor. "Quiero llegar fuerte al final de mi mandato para tener influencia en el proceso de sucesión", agregó.

El candidato podría no ser necesariamente del Partido de los Trabajadores (PT), sino de otro partido de la coalición gobernante, declaró el mandatario.

"Si será del PT o no será del PT es un problema que el partido tendrá que decidir". "Lo importante es que el PT está preparado para conversar y que la gente construya la posibilidad de tener una candidatura única", agregó.

Lula mencionó al ministro de Defensa, Nelson Jobim, quien pertenece al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y a Ciro Gomes, del Partido Socialista Brasileño, como personas a considerar.

También sería posible que Brasil tenga una presidenta, dijo Lula, sin mencionar nombres. La ministra jefe de la Casa Civil, Dilma Rousseff, es una de las mujeres más influyentes de la política brasileña.

Ahora ve
No te pierdas