China contraataca a EU por juguetes

El país asiático dijo que diseñadores e importadores también deben asumir la responsabilidad; las empresas que incumplieron en los estándares en la seguridad de los juguetes serán sancionad
Las inspecciones en las fábricas chinas se endurecerán a par
PEKÍN (CNN) -

China contraatacó el lunes la decisión de la empresa estadounidense Mattel de retirar masivamente del mercado juguetes fabricados en ese país, al decir que los diseñadores y los importadores también deberían asumir la responsabilidad sobre la seguridad de los productos.

Sin embargo, el gigante asiático prometió castigar a las empresas chinas que relajaron los estándares de calidad de sus productos.

El mayor fabricante de juguetes del mundo, Mattel Inc, retiró a mediados de agosto más de 18 millones de juguetes fabricados en China por el peligro que presentaban unos pequeños imanes en caso de ser ingeridos, apenas dos semanas después de retirar 1.5 millones de juguetes por su pintura con plomo.

"Yo mismo miré algunas de las muestras de estos juguetes con problemas y descubrí que hay un grave problema con el diseño. El diseño es seriamente defectuoso", dijo en rueda de prensa Li Changjiang, responsable de la Administración General de China para la Calidad, Supervisión, Inspección y Cuarentena.

"En mi opinión, al margen de dónde se vendieran esos juguetes, habría una retirada, porque es altamente probable que sean peligrosos para los niños," agregó.

"Aunque reconocemos que los productores chinos deberían ser responsabilizados por esos juguetes problemáticos, ¿Qué clase de responsabilidad deberían tener a este respecto los diseñadores e importadores estadounidenses?," preguntó Li.

China enfrenta una creciente presión internacional para limpiar su sector manufacturero y garantizar la calidad de sus exportaciones, tras una serie de escándalos relacionados con productos que iban desde comida para animales envenenada a pasta de dientes defectuosa.

Li describió la tormenta que ha rodeado a los productos hechos en China como motivada políticamente e injusta, pero también ha pedido normas más duras para los fabricantes y advirtió de que si no se mejoraba la calidad se socavaría la fuerza comercial china.

El lunes, el funcionario acusó a los diferentes estándares nacionales, las estadísticas engañosas y la falta de comunicación por algunos de los escándalos sobre la seguridad de sus productos, que han alarmado a los consumidores extranjeros.

"Para algunos productos, los dos países hacen cumplir estándares diferentes", dijo Li con respecto a China y Estados Unidos, tras lo cual también destacó "estadísticas imprecisas."

Sin embargo, el funcionario afirmó que la última campaña china para mejorar la seguridad de los productos estaría enfocada a crear una cadena de supervisión a lo largo de todo el proceso productivo, tanto para bienes industriales como para alimentos.

También serán fortalecidos el monitoreo y la inspección de las farmacéuticas y se prohibirá que las celebridades promocionen medicamentos en publicidades, dijo Li.

El organismo de certificaciones de China también planea endurecer los controles a las licencias de exportación de juguetes, reportó el lunes la agencia de noticias oficial Xinhua.

Li admitió el amplio desafío que enfrenta China al supervisar cientos de miles de diminutas fabricas, que en ocasiones son simplemente negocios familiares.

La tarea es complicada por la falta de comunicación entre las numerosas agencias gubernamentales que controlan la producción y los estándares de seguridad, y entre las autoridades locales y nacionales.

Pero Li defendió la marca "made-in-China" y subrayó que, particularmente, los juguetes fabricados en ese país eran disfrutados en todo el mundo.

"En China, alrededor de 3 millones de trabajadores se desempeñan en la industria de los juguetes, la que le brinda juguetes a niños de todo el mundo", comentó.

"Su duro trabajo es lo que permite que niños en otras partes del mundo se diviertan todos los días", agregó.

Ahora ve
No te pierdas