Talibanes liberan a surcoreanos

El grupo que secuestró a 19 voluntarios cristianos en Afganistán entregó 8 rehenes a la Cruz Ro Corea del Sur acordó con los insurgentes talibanes retirar sus tropas del país del medio orient
Corea del Sur ha prohibido a sus ciudadanos viajar a Afganis
GHAZNI, Afganistán (CNN) -

Insurgentes talibanes liberaron el miércoles a ocho rehenes surcoreanos en dos eventos separados, los primeros de los 19 voluntarios cristianos que los rebeldes aceptaron poner en libertad.

Tres mujeres surcoreanas fueron liberadas primero y luego se entregó a cinco, cuatro mujeres y un hombre, a miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la provincia de Ghazni, dijo un testigo.

Usando los tradicionales pañuelos largos en la cabeza, las tres mujeres liberadas primero lloraban al sentarse en un vehículo de CICR.

El representante talibán Qari Mohammad Bashir, quien estuvo involucrado en las negociaciones que condujeron al acuerdo para liberar a los coreanos, dijo a la agencia de noticias Afghan Islamic Press, con oficinas en Pakistán, que esperaba que todos fueran puestos en libertad en dos o tres días.

Más temprano, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores surcoreano Cho Hee-yong indicó que las tres mujeres liberadas primero fueron puestas bajo custodia de Corea y que aparentemente estaban en estado de salud normal.

Los insurgentes secuestraron el 19 de julio a 23 voluntarios cristianos coreanos de un ómnibus en la provincia de Ghazni. Dos rehenes hombres fueron asesinados por sus captores al principio de la crisis.

Los talibanes liberaron a dos mujeres como gesto de buena voluntad durante la primera ronda de las conversaciones, pero el martes dijeron que llegaron a un acuerdo para la puesta en libertad de los restantes 19.

La Casa Azul presidencial de Corea del Sur explicó que el acuerdo se dio con la condición de que retire sus tropas de Afganistán a lo largo del próximo año y que no permita a sus ciudadanos realizar trabajo misionero en el país.

Sin embargo, Corea del Sur ya había decidido antes de la crisis retirar su contingente de aproximadamente 200 ingenieros y personal médico de Afganistán para fines del 2007. Desde la toma de los rehenes, prohibió a sus ciudadanos viajar al lugar.

Un portavoz del presidente de Corea del Sur, Chon Ho-seon, no respondió preguntas el miércoles en una conferencia de prensa en Seúl sobre si un rescate forma parte del acuerdo, pero dijo que la nación había hecho lo que es necesario.

"Creemos que es responsabilidad de cualquier país responder con flexibilidad para salvar vidas en tanto uno no se aparte mucho de los principios y la práctica de la comunidad internacional", expuso Chon.

Los familiares celebraron cuando se conocieron las noticias, señaló un representante de las familias.

Ahora ve
No te pierdas