Gonzales seguirá bajo investigación

El Departamento de Justicia indagará sobre presuntos falsos testimonios hechos por el funcionar la renuncia de Alberto Gonzales será afectiva el 17 de septembre próximo.
WASHINGTON (AP) -

El Departamento de Justicia de EU anunció que investigará si el saliente secretario de Justicia, Alberto Gonzales, le mintió al Congreso en su testimonio sobre el programa de espionaje interno de ciudadanos.

El anuncio sobre la investigación, confirmado por el inspector general Glenn A. Fine, surge tres días después de que Gonzales anunciara abruptamente su renuncia.

En una carta al presidente de la Comisión Judicial del Senado, el demócrata Patrick Leahy, quien hace dos semanas solicitó tal investigación, Fine dijo que los integrantes de su departamento creen que podrán ''evaluar la mayoría de los temas que se mencionan en la misiva''.

Leahy había también pedido a Fine que examinara si Gonzales ofreció un testimonio erróneo acerca del despido de varios fiscales federales el año pasado.

''Usted identificó cinco temas y pidió que investigáramos si las declaraciones hechas por el secretario de Justicia fueron intencionalmente falsas, engañosas o inadecuadas'', escribió Fine en su respuesta a Leahy. La carta tenía fecha del jueves.

El inspector general del Departamento de Justicia dijo a Leahy que su oficina ''realiza investigaciones que están vinculadas con la mayoría de los temas tratados en el testimonio del secretario de Justicia que usted identificó''.

Los voceros de Gonzales no formularon inicialmente comentarios.

Legisladores de ambas Cámaras del Congreso han dicho que continuarán con sus investigaciones sobre el liderazgo de Gonzales al frente del Departamento de Justicia. La renuncia se hará efectiva el 17 de septiembre.

Hay varios casos que los legisladores desean investigar.

En el 2004, Gonzales visitó al hospitalizado secretario de Justicia John Ashcroft para lograr que su cartera aprobara la aplicación de ciertos mecanismos de espionaje.

Gonzales negó luego bajo juramento que hubiera presionado al enfermo para que prolongara el ''programa de vigilancia terrorista'', en contradicción con las declaraciones del director del FBI, Robert S. Mueller, y el ex subsecretario de Justicia, James Comey.

Ya como secretario de Justicia, le dijo en el 2005 al Congreso que el presidente tenía la capacidad de espiar a los estadounidenses sin mediar permiso judicial alguno, como parte de la guerra contra el terrorismo.

El FBI obtuvo de manera inapropiada, y muchas veces ilegal, información personal sobre residentes en Estados Unidos.

Sus declaraciones sobre el despido de varios fiscales federales fueron puestas en duda al menos tres veces durante una serie de audiencias en el Congreso, incluso una vez con su propio testimonio.

Gonzales cambió varias veces sus declaraciones y evitó cuestionamientos directos sobre el tema.

Al declarar ante el Congreso, Gonzales respondió varias veces ''no sé'' y ''no me acuerdo''. Eso hizo que inclusive algunos republicanos dijeran que su testimonio estaba lleno de evasivas.

Leahy dijo en un comunicado que la investigación interna encabezada por Fine ''podría ayudar a restablecer la independencia y la responsabilidad'' en el departamento de Justicia.

Ahora ve
No te pierdas