3 mexicanos atrapados en mina en Utah

Rescatistas trabajan para despejar túneles en sus esfuerzos por llegar a los 6 personas atrapad al menos tres de los mineros atrapados en el desplome de 600 metros son mexicanos.
Amigos y familiares de los mineros atrapados, esperan notici

Equipos de socorristas trabajaban el martes para despejar túneles obstruidos por rocas, en sus esfuerzos por llegar a los seis mineros atrapados la víspera por un desplome más de 600 metros debajo de la superficie. Al menos tres de los atrapados serían mexicanos.

Sin saberse aún si los mineros están vivos, los equipos de rescate trabajaron en turnos durante toda la noche, con socorristas yendo y viniendo por el camino que lleva a la mina en el boscoso Cañón Crandall.

''En estos momentos no puedo decir si estamos progresando'', dijo agotado el minero Leland Lobato al concluir un turno de ocho horas. ''Ellos están haciendo lo posible para mantener a todo el mundo lo más fresco posible''.

Se piensa que los mineros atrapados estaban en una cámara 5,47 kilómetros dentro de la mina. Los socorristas lograron llegar a un punto a unos 500 metros del lugar, antes de ser bloqueados por escombros.

Ariana Sánchez, de 16 años, dijo que su padre Manuel Sánchez, de 42, estaba entre los mineros atrapados.

Aparte de Sánchez, se sabía poco de los seis mineros, pero el cónsul de México en Salt Lake City, Salvador Jiménez, dijo el martes que tres de ellos son ciudadanos de ese país.

Jiménez, sin embargo, indicó que no sabía detalles de los hombres, incluyendo si eran residentes en Estados Unidos, sus edades o de dónde provenían.

El alguacil del condado Emery Lamar Guymon dijo que al menos 100 personas estaban trabajando en las labores de socorro el martes por la mañana. Dijo que esperaba que la compañía minera comenzase a crear un camino necesario para traer una perforadora.

La máquina sería usada para abrir hoyos en la mina para mejorar la ventilación y determinar si los mineros sobrevivieron el derrumbe, dijo el lunes Robert E. Murray, presidente de Murray Energy Corp., uno de los dueños de la mina Crandall Canyon.

Inspectores federales, que han emitido unas 300 denuncias contra la mina por violaciones de seguridad desde enero del 2004, estaban ayudando a supervisar la búsqueda.

Si los mineros están vivos tendrían suficiente oxígeno, porque está presidente naturalmente en la mina, dijo Murray. La mina además tiene reservas de agua potable. Los socorristas piensan que si logran abrir un viejo foso de la mina pudieran acercarse a unos 30 metros de donde se piensa que están los mineros.

Ahora ve
No te pierdas