Se prolonga el rescate de mineros en EU

Un ejecutivo de Murray Energy dijo que tardarán hasta una semana en llegar a los mineros atrapa agregó que la actividad sísmica 'elimino' todos los avances logrados por los rescatistas.
Seis mineros – tres de ellos mexicanos- están atrapados en u
HUNTINGTON, Utah, EU (AP) -

Las condiciones adversas que obligaron a suspender el rescate seis mineros -tres de ellos mexicanos- atrapados en un tajo de gran profundidad impedirán a los equipos de ayuda llegar hasta donde se encuentran al menos por una semana, admitió un ejecutivo de la empresa propietaria de la mina.

La actividad sísmica ''eliminó'' todos los avances logrados por los rescatistas en el despeje de los escombros que atrapó a los mineros desde el lunes, dijo el ejecutivo de la empresa minera Robert E. Murray, presidente de Murray Energy Corp., propietaria de la mina Crandall Canyon.

''Volvemos a la primera casilla subterránea'', reconoció Murray, e indicó que las operaciones de rescate no serán reanudadas hasta el miércoles por la tarde como muy pronto.

Aunque los equipos se retiraron del interior de la mina, la perforación de ductos continuó el martes desde la superficie.

Dos ductos son perforados verticalmente para bombear aire y alimentos a los mineros y comunicarse con ellos, dijo el director de la Administración de Seguridad y Sanidad Minera -MSHA por sus siglas en inglés- Richard Stickler.

Los ductos son pequeños -uno de unos 5 centímetros (2.5 pulgadas) de diámetro y el otro de menos de 23 centímetros (9 pulgadas) -pero Murray dijo que permitirán obtener información sobre la situación de los mineros en los próximos días. Si los mineros se encuentran con vida, agregó que podrían sobrevivir con el aire disponible ''quizá por dos semanas''.

Stickler se mostró más cauteloso.

''Confiamos en que haya aire allá abajo. No lo sabemos'', dijo el funcionario de MSHA Al Davis.

Al parecer, los seis mineros se encontraban a unos 450 metros de profundidad (1,500 pies) cuando ocurrió un desprendimiento en la galería. La mina se encuentra en un remoto cañón situado a 224 kilómetros (140 millas) al sur de Salt Lake City.

Pese al retraso de las operaciones de rescate, los residentes de esta región minera siguen optimistas.

Unas 35 personas, entre ellas varios mineros, asistieron el martes por la tarde a una misa oficiada en español en una humilde iglesia situada en las afueras de Huntington.

''Nos reunimos para rezar por nuestros hermanos, que se encuentran atrapados. Pedimos a Dios que les envíe su espíritu'', dijo el reverendo Donald Hope, que supervisa la iglesia católica de Misión San Rafael.

Por otra parte, Murray criticó a los medios informativos por sugerir que sus hombres realizaban ''despegue de galerías'', una técnica de minería en la que los mineros abaten los últimos pilares del tajo para permitir que se desplome la parte superior de la galería.

''Esto fue causado por un sismo, no por algo que hizo Murray Energy ... o que hicieron nuestros empleados o nuestra gerencia'', afirmó. ''Fue un desastre natural. Un sismo. Y se lo demostraré''.

Ahora ve
Estas son las partículas contaminantes que pueden dañar tu salud
No te pierdas
×