EPR se adjudica atentados a Pemex

La policía estatal encontró una nota del grupo guerrillero cerca de explosivos que no estallaro desde los ataques anteriores la organización armada dijo que iniciaría una campaña de hostigami
La nota donde supuestamente el EPR se atribuye el atentado e  (Foto: )
VERACRUZ (AP) -

Un grupo guerrillero se adjudicó las seis explosiones que el lunes dañaron gasoductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el este del país y provocó la evacuación de miles de personas, aunque sin dejar algún herido.

Horas después de que Pemex y el gobierno consideraron que los estallidos en el estado de Veracruz fueron resultado de acciones premeditadas, un funcionario policial estatal dijo a la AP que se encontró una nota en la que la guerrilla del Ejército Popular Revolucionario (EPR) aseguraba estar detrás de los ataques.

El funcionario, no autorizado a ser identificado, refirió que la nota estaba junto a al menos un artefacto explosivo que no detonó, el cual fue encontrado por soldados en una zona pantanosa por la que cruzan otros ductos de Pemex y están cerca de una autopista.

El EPR dijo hace un par de meses que estuvo detrás de otras explosiones en gasoductos de Pemex en el centro del país. A diferencia de esa ocasión, ahora no se ha conocido ningún comunicado público del grupo.

Las explosiones se registraron en seis puntos de las tuberías en Veracruz, al este de la ciudad de México, por lo que de inmediato se suspendió el suministro de gas, dijo Pemex en un comunicado.

Ninguna persona resultó herida directamente por las explosiones, aunque autoridades locales reportaron el fallecimiento de dos ancianas por infartos, luego de la impresión que les causó el fuego.

El subsecretario de Protección Civil de Veracruz, Ranulfo Márquez, dijo que más de 21,000 personas fueron evacuadas de las comunidades cercanas a los gasoductos que estallaron, además de que fueron cerradas dos autopistas.

El gobierno condenó los ''ataques'' y sugirió que detrás de ellos habría ''demandas políticas'', aunque no mencionó de parte de quién.

''El gobierno federal reitera, una vez más, que las demandas políticas deben ser resueltas con apego a la legalidad y por los cauces institucionales que nos hemos marcado los mexicanos'', señaló la Secretaría de Gobernación en un comunicado.

Tras repudiar esos actos, el presidente Felipe Calderón advirtió desde la India que su gobierno actuará ''con energía en contra de los responsables'' y llamó a todos los sectores a condenar los ataques.

''Quienes atentan contra la seguridad de los mexicanos bajo cualquier pretexto, atentan contra la democracia y contra México'', señaló el mandatario, quien se encuentra de gira en Nueva Delhi.

El incidente en los gasoductos ocurrió luego de que la noche del domingo en el estado norteño de Coahuila un camión de una empresa minera que transportaba explosivos estalló y provocó al menos 37 muertos y más de 150 heridos.

Los estallidos provocaron cuatro incendios que la empresa reportó que fueron controlados en las siguientes horas. Agregó que espera que el fuego se extinga por completo una vez que se consuma el gas remanente en las líneas.

Habitantes de algunas zonas donde se registraron las explosiones comenzaron a reportar desde la noche del domingo que había un fuerte olor a gas procedente de las líneas.

La guerrilla del EPR señaló hace un par de meses que estallidos en gasoductos el 5 y 10 de julio en los estados centrales de Guanajuato y Querétaro fueron de su autoría y anunció que había iniciado una campaña de ''hostigamiento'' contra la oligarquía y en demanda de la liberación de dos de sus militantes, que según el grupo fueron detenidos y luego desaparecidos por las autoridades, las cuales lo han negado desde entonces.

El EPR surgió el 28 de junio de 1996, en el primer aniversario del asesinato de 17 campesinos izquierdistas a manos de la policía en Aguas Blancas, en el estado de Guerrero.

El grupo guerrillero ha efectuado ataques esporádicos, prácticamente contra estaciones de policía en Guerrero y en el vecino de Oaxaca.

Las explosiones de julio obligaron a varias empresas, como Honda Motor Co., Kellogg Co. y The Hershey Co., a suspender o reducir parte de sus operaciones.

Ahora ve
No te pierdas