GB confirma brote de fiebre aftosa

Los temores de una propagación crecieron en el país, Escocia analiza otro caso; hace unos días había sido declarada libre de la enfermedad.
LONDRES (Notimex) -

Autoridades sanitarias de Reino Unido confirmaron un nuevo brote de fiebre aftosa en una granja del condado de Surrey, lo que generó temores de una posible propagación luego que la región había sido declarada libre de la enfermedad.

La fiebre aftosa reapareció en Surrey, donde el pasado 3 de agosto se detectó la enfermedad por primera vez desde la epidemia de 2001, confirmó este miércoles Debby Reynolds, jefa del Departamento de Veterinaria, mientras en Escocia se investiga otro caso sospechoso.

El nuevo brote se detectó en la granja de Milton Park, cerca de la localidad de Egham, a unos 10 kilómetros de la zona de control establecida en Surrey, informó Reynolds a cuatro días de que el gobierno británico declaró a esa región libre del flagelo.

Tras la confirmación del brote, las autoridades británicas establecieron medidas nacionales, que incluyen la prohibición de trasladar ganado y el establecimiento de una zona de control alrededor de la granja, para evitar la propagación.

La granja afectada se ubica justo a 16 kilómetros del centro de investigación animal en Pirbright, centro del primer brote detectado en el país en agosto pasado, por lo que se encontraba fuera del área de control establecida.

Reynolds dijo que de inmediato se estableció la zona de control entorno al lugar y urgió a los granjeros a mantenerse en alerta y reportar cualquier señal sospechosa, según reportes de la cadena British Broasdcasting Corporation (BBC).

En tanto, veterinarios en Escocia investigan otro caso sospechoso de la enfermedad en un centro agrícola en Lanarkshire, donde una oveja es sometida a análisis después que mostró síntomas de la enfermedad.

El ministerio británico de Agricultura confirmó en un comunicado el brote en Surrey e indicó que ya se prohibió el movimiento de reses, ovejas, cerdos y otros rumiantes en Inglaterra y, de manera paralela, en Escocia y Welsh.

La secretaria británica de Medio Ambiente, Hilary Benn, comentó por su parte que esas "son noticias que no queremos oír, mucho menos la industria ganadera", pero "estamos determinados a contener y erradicar este brote".

El primer ministro Gordon Brown está reunido con el comité de emergencia para analizar los pasos a seguir, ya que apenas el pasado sábado el gobierno declaró a Surrey libre de la enfermedad y levantó el cordón de protección.

El pasado 3 de agosto se confirmó la presencia de fiebre aftosa en un hato de ganado vacuno en la Granja Woolford de Surrey, y un segundo caso se confirmó cinco días después en otra cercana, lo que llevó a prohibir las exportaciones de ganado y sus derivados.

Ahora ve
No te pierdas