Diputados confirman alza en gasolina

El precio aumentará 2 centavos mensualmente durante 18 meses a partir del año entrante; el 80% de los recursos obtenidos irá a los estados y el resto para atacar la pobreza.
El alza en la gasolina permitirá al erario obtener ingresos  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó el nuevo impuesto a la gasolina y el diesel, el cual se aplicará a partir de enero de 2008 y que prevé aumentar los precios de los combustibles dos centavos al mes durante 18 meses.

Al término de la reunión de dicha comisión se aprobó, con 21 votos a favor y siete en contra, el dictamen correspondiente que se espera sea ratificado por el pleno en la sesión de este jueves, como parte de la Reforma Fiscal.

La reforma a las leyes de Coordinación Fiscal y del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IESPS), que establece el nuevo impuesto por 36 centavos al término de los 18 meses, será ciento por ciento participable para estados y municipios.

En la fórmula de distribución se destaca que 80% se distribuirá entre todos los estados y municipios del país. El restante 20% en dos fondos se dividirá de compensación: uno para los estados más pobres y el otro para los que tienen producción petrolera.

El nuevo impuesto permitirá al erario obtener ingresos adicionales por 22,700 millones de pesos al año, lo que equivale al 5.5% propuesto en la iniciativa por el Partido Acción Nacional (PAN) y avalado por los gobernadores de todo el país.

En los argumentos del dictamen se señala que este incremento paulatino durante 18 meses, es para mitigar el posible impacto en la inflación que tendría este impuesto y "para que sea asimilado por los consumidores".

"Esta dictaminadora considera que con el impuesto adicional que se propone no existe una doble imposición a la enajenación de los combustibles referidos", subraya el documento aprobado.

Se contempla que el cobro de este impuesto se suspenderá en el momento en que las entidades federativas establezcan a nivel local el gravamen, a fin de evitar duplicidades en el cobro.

Tras meses de discusión, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados dio finalmente el visto bueno a los seis dictámenes que componen el paquete

La reforma aún debe ser aprobada en el Senado, donde se espera que no enfrente muchos obstáculos.

La comisión aprobó un dictamen que crea el Impuesto Empresarial a Tasa Unica (IETU), que gravará la diferencia entre ingresos de las empresas y gastos en bienes intermedios, con tasas del 16.5% en 2008, 17% en 2009 y del 17.5% a partir del 2010.

El nuevo impuesto sustituye a la Contribución Empresarial a Tasa Unica (CETU) incluida en el proyecto original, que fue enviado en junio al Congreso por el presidente Felipe Calderón. Los diputados le cambiaron el nombre y redujeron la tasa.

No obstante, este impuesto sigue siendo el corazón de la reforma fiscal que busca fortalecer la débil recaudación tributaria de México, una de las más bajas del continente.

"Acabamos de concluir todos los dictámenes de lo que se considera el paquete fiscal", dijo a periodistas Samuel Aguilar, diputado del PRI, al término de la reunión.

Más impuestos

La Comisión de Hacienda había avalado entre la noche del martes y la madrugada del miércoles cinco de los seis dictámenes que componen la reforma fiscal, pero con cambios que recortaron el objetivo de recaudación adicional que tenía el Gobierno.

Entre esos dictámenes se incluye un impuesto de 20% a operadores de juegos de apuestas o sorteos, que afectaría a empresas como Televisa y a la firma de entretenimientos CIE.

También se incluyó un gravamen a las grandes operaciones de compra y venta de empresas en la Bolsa de valores.

Entre los dictámenes que aprobó el martes, la comisión también avaló reducir en 30,000 millones de pesos a partir del 2008 los impuestos que paga el monopolio petrolero Pemex, recursos que la empresa podrá utilizar en exploración y extracción.

Hasta ahora, Pemex aporta un tercio de los ingresos fiscales del Estado.

Los legisladores también dieron luz verde a un impuesto del 2% a depósitos bancarios en efectivo de más de 25,000 pesos que busca combatir la informalidad.

Además, se aprobaron reglas sobre el pago de impuestos y otras dos sobre programas de austeridad de los Gobiernos federal y estatales, así como mayores facultades a la contraloría del Congreso para vigilar el destino de los recursos.

Con los cambios que el Congreso le hará al plan original de Calderón, la recaudación crecería en un 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2012, frente al 2.8% que buscaba el Gobierno, según diputados.

Ahora ve
No te pierdas