Bhutto regresará a Pakistán

La ex primera ministra pondrá fin al exilio y después de ocho años volverá a casa; el ministro de información de la región anunció que Bhutto tendrá que enfrentar cargos pendient
La gente en Pakistán celebra el regreso de Bhutto. (Reuters)  (Foto: )
ISLAMABAD (CNN) -

La ex primera ministra de Pakistán Benazir Bhutto regresará a casa el 18 de octubre, tras más de ocho años en el exilio, dijo un colaborador de alto nivel, pero el Gobierno anticipó que tiene que enfrentar cargos por corrupción.

Bhutto se enfrenta a una gran cantidad de estos cargos y a un posible arresto. Pero ha estado en conversaciones con el presidente Pervez Musharraf acerca de la posibilidad de compartir el poder luego de una elección general programada para alrededor de fin de año.

"Benazir Bhutto aterrizará en Karachi el 18 de octubre," dijo en conferencia de prensa Makhdoom Amin Faheem, vicejefe del Partido Popular de Pakistán, liderado por la ex primera ministra.

Consultado acerca de la posibilidad de su arresto, Faheem replicó: "Estamos listos para enfrentar cualquier situación. Podemos manejar cualquier eventualidad."

Washington y otras capitales occidentales seguirán de cerca los acontecimientos. Bajo el gobierno de Musharraf, Pakistán ha sido un importante aliado en los esfuerzos contra el terrorismo liderados por Estados Unidos.

El ministro de Información, Mohammad Ali Durrani, formuló que Bhutto podría regresar a casa, pero agregó a Reuters: "La ley seguirá su curso. Tiene que enfrentar casos de corrupción aun pendientes contra ella en los tribunales."

A principios de esta semana, las autoridades enviaron bruscamente a Arabia Saudita a otro ex primer ministro, Nawaz Sharif, horas después de aterrizar en el aeropuerto de Islamabad y luego de siete años en el exilio.

Pero Sharif es el hombre al que Musharraf derrocó hace nueve años, mientras que Bhutto es una potencial aliada.

El hermano de Sharif, Shahbaz, expresó disgusto ante la idea de un acuerdo para compartir el poder: "La lucha por la democracia y el poder de la ley se verán profundamente perjudicados por este arreglo entre Musharraf y Benazir," dijo a la Canadian Broadcasting Corp desde Londres.

Faheem enunció que las conversaciones con Musharraf estaban nuevamente en el limbo, pero no descarta que se pudiera llegar a algún entendimiento.

 

Ahora ve
No te pierdas