Sorprenden críticas de Greenspan a Bush

El ex jefe de la Fed criticó al mandatario sobre los gastos de la nación y causar enormes défic en las memorias de Greenspan también mencionó que la guerra en Irak fue solamente por el petról
WASHINGTON (AP) -

El presidente George W. Bush quedó sorprendido por las críticas contra él y su gobierno hechas por el ex director de la Reserva Federal Alan Greenspan en su nuevo libro, dijo el lunes la Casa Blanca.

Greenspan acusó a Bush de no manejar responsablemente los gastos de la nación y causar enormes déficits presupuestarios, y dijo que el mandatario y los líderes republicanos del Congreso abandonaron los principios fiscales conservadores del partido.

''Mi mayor frustración fue la falta de voluntad del presidente de usar su poder de veto contra los gatos descontrolados'', escribió Greenspan en ''The Age of Turbulence: Adventures in a New World'', que es lanzado el lunes.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Dana Perino defendió las políticas fiscales de Bush, y dijo que las amenazas de veto del presidente fueron suficientes para impedir que los gastos subiesen demasiado. Bajo Bush, los gastos del gobierno en la lucha contra el terrorismo aumentaron, y Perino dijo que la administración no va a disculparse por actuar en favor de ''la seguridad del pueblo estadounidense''.

Al mismo tiempo, los ingresos del gobierno cayeron a causa de una serie de recortes de impuestos, que Greenspan también critica en su libro.

Proyecciones de amplios superávits fueron las bases de los recortes de impuestos por 1.35 billones de dólares en 10 años aprobados por Bush en el 2001. Esos superávits nunca sucedieron, y se han convertido en déficits récord, y Greenspan dice que los objetivos del recorte de impuestos ''no eran apropiados''.

Perino mencionó esa como una de las partes más sorprendentes del libro para la Casa Blanca. ''Recuerden que a finales del 2000 nos encaminábamos a una recesión, y los recortes de impuestos fueron el remedio recetado. Y esa ha resultado ser una de las mejores decisiones que hemos tomado para mantener la economía creciendo como lo está''

Greenspan apoyó en el Congreso el plan de impuestos de Bush, pero ahora dice en el libro que ese testimonio fue un error.

Hace aclaraciones

El ex titular Fed, Alan Greenspan dijo que avisó a la Casa Blanca antes de la guerra de Irak que deponer a Saddam Hussein era "esencial" para asegurar el suministro de petróleo, en declaraciones que buscaron aclarar un comentario controvertido en sus memorias.

Greenspan escribió en sus nuevas memorias que "la guerra de Irak había sido principalmente por petróleo".

Pero en una entrevista con el Washington Post publicada el lunes, señaló que si bien la protección del suministro global de petróleo "no fue el motivo del gobierno" para ir a la guerra, dijo que antes de la invasión del 2003 explicó a la Casa Blanca por qué remover al entonces líder iraquí era importante para la economía mundial.

"No estoy diciendo que ese fue el motivo del gobierno", dijo Greenspan durante la entrevista realizada el sábado.

"Sólo estoy diciendo que si alguien me pregunta ¿somos afortunados por habernos quitado de encima a Saddam? Diría que era fundamental", agregó.

En su nuevo libro, Greenspan escribió: "Me entristece que sea políticamente inconveniente reconocer lo que todo el mundo sabe: la guerra de Irak es, en gran parte, por el petróleo".

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, rechazó el domingo el comentario, que se hizo eco de las quejas de muchos críticos que dicen que la motivación clave en la guerra de Irak fue el mantenimiento del acceso de Estados Unidos a los ricos suministros de petróleo en Irak.

En una aparición en el programa de la ABC "This Week", Gates dijo "tengo mucho respeto por el señor Greenspan". Pero se mostró en desacuerdo con su comentario acerca de que el petróleo fue un factor clave en la guerra.

"Sé que el mismo alegato fue hecho respecto de la Guerra del Golfo en 1991, y simplemente no creo que sea verdad", dijo Gates.

"Creo que se trata de la estabilidad en el Golfo. Es sobre un mal régimen que intentó desarrollar armas de destrucción masiva. Es acerca de dictadores agresivos", dijo Gates.

Greenspan se retiró en enero del 2006 después de más de 18 años como titular de la Fed.

El ex funcionario realizó una serie de entrevistas en coincidencia con la publicación de su libro, que sale a la venta el lunes.

En la entrevista con el Washington Post, Greenspan dijo que en el momento de la invasión él consideraba, como el presidente George W. Bush, que Irak tenía armas de destrucción masiva "porque Saddam estaba actuando de forma tan culpable intentando proteger algo".

Pero el principal motivo de Greenspan para desplazar a Saddam era económico, informó el Post.

"Mi punto de vista es que Saddam, examinando sus 30 años de historia, estaba señalando claramente que se movía hacia el control de Estrecho de Ormuz, donde se producen 17-18-19 millones de barriles por día", dijo Greenspan.

Aún una pequeña interrupción podría llevar a los precios a un nivel de 120 dólares el barril, y eso significaría un "caos" para la economía mundial, dijo Greenspan al diario.

Ahora ve
No te pierdas