Chávez no podrá ‘zafarse’ de EU

Greenspan dijo que el mandatario venezolano está siguiendo las políticas de Mugabe; El dirigente de Zimbabue ha destruido una de las economías africanas más exitosas.
WASHINGTON (AP) -

El ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, sostiene que el presidente Hugo Chávez está siguiendo en Venezuela políticas de Robert Mugabe que han destruido la economía de Zimbabue y sabe que es costoso ''destetarse'' de Estados Unidos.

En su nuevo libro ''La era de Turbulencias: Aventuras en un nuevo mundo'' que salió a librerías el lunes por la noche, Greenspan dice que Mugabe, presidente de Zimbabue desde 1987, prometió y entregó a sus seguidores bienes confiscados que los nuevos dueños no supieron cómo administrarlos.

''La producción de alimentos colapsó, requiriéndose de grandes importaciones. El ingreso gravable descendió drásticamente, obligando a Mugabe a imprimir dinero para financiar su gobierno. La hiperinflación está diezmando el sector social. Una de las economías africanas más exitosas está siendo destruida''.

Greenspan, quien dirigió la Fed durante 19 años, entre 1987 y 2006, dice que Chávez, elegido presidente en 1999, ''está siguiendo el ejemplo de Mugabe''.

Comenta que la industria petrolera venezolana, que ''alguna vez fue el orgullo de Venezuela'' estaba siendo ''adornada y politizada'' y que el nivel esencial de mantenimiento de los campos ''declinó drásticamente cuando reemplazó a la mayoría de los técnicos no políticos de la empresa estatal con sus allegados''.

''Eso ha causado pérdidas permanentes de varios centenares de miles de barriles al día de capacidad productiva'', agrega Greenspan. ''La producción venezolana de crudo bajó de un promedio de 3,2 millones de barriles al día en 2000 a 2.4 millones a comienzos de 2007''.

Greenspan dedica el capítulo 17 de su libro a ''Latinoamérica y el populismo'', en el cual no sólo habla de Chávez sino de las dificultades argentinas y sus encuentros con economistas como el brasileño Pedro Malan, el mexicano Pedro Aspe y el argentino Domingo Cavallo.

Sostiene que Chávez, cuyas políticas pudieron haber llevado a la quiebra a cualquier otra nación, era ''un afortunado'' al ver que desde su elección la demanda mundial de crudo se ha cuadruplicado, lo que prácticamente le ha servido de salvavidas.

Venezuela puede tener las más grandes reservas del mundo, pero el petróleo no tiene valor ''a menos que se pueda crear una economía para extraerlo'', dice Greenspan.

Escribe que para sostener su actual posición política, Chávez enfrente ''un importante dilema''.

''Dos tercios de los ingresos de su país por petróleo provienen de envíos a Estados Unidos. Sería muy costoso para Venezuela destetarse de su mayor cliente porque produce mayormente crudo agrio pesado que requiere de la capacidad de las refinerías estadounidenses''.

Greenspan menciona la posibilidad de que Chávez desvié el petróleo venezolano al Asia, como lo ha ofrecido en varias oportunidades el presidente, pero comenta que la maniobra sería muy costosa.

''Precios más altos, por supuesto, darían a Chávez más capacidad para absorber los costos extras. Pero al engranar su influencia de compra en el exterior y su apoyo político en casa, está gradual e inexorablemente atando su futuro político al precio del petróleo. Necesita altos precios del petróleo para sobrevivir. Puede que la fortuna no le sonría para siempre''.

 

Ahora ve
No te pierdas