Irak pone a Blackwater en la mira

El primer ministo iraquí anunció que la versión de EU de los asesinatos de Blackwater son inexa Estados Unidos canceló los viajes terrestres a sus funcionarios en Irak.
La licencia de operación en Irak de la empresa de seguridad
BAGDAD (AP) -

El primer ministro iraquí Nuri al-Maliki rechazó el día de hoy la versión de la empresa de seguridad estadounidense Blackwater sobre el incidente en que 11 civiles murieron, y aseveró que no tolerará ''la matanza a sangre fría de nuestros ciudadanos''.

Al-Maliki dijo que el tiroteo del domingo fue ''el séptimo de ese tipo'' en el que aparecen mezclados los empleados de Blackwater y estas violaciones deberían ser tratadas''.

''No toleraremos el asesinato de nuestros ciudadanos a sangre fría'', advirtió al-Maliki. ''El trabajo de esta empresa ha sido interrumpido para conocer las razones''.

Según Al-Maliki, la versión de Blackwater de los acontecimientos ''no es exacta'' e indicó que los diplomáticos estadounidenses podrían utilizar los servicios de otras empresas de seguridad.

''Nuestra información indica que fue cometida una infracción'', indicó el primer ministro. ''Necesitamos formar una comisión para indicar al mundo si lo muertos eran personas armadas o inocentes''.

Horas antes se informó que Estados Unidos ordenó a sus funcionarios en Irak, incluidos los diplomáticos, que suspendan todos los recorridos terrestres en el país.

La disposición, que confina a los funcionarios estadounidenses a la fortificada Zona Verde en Bagdad, fue tomada el martes mientras el gobierno iraquí pareció retractarse de las declaraciones del lunes.

Las autoridades de Irak anunciaron el lunes la revocación permanente de la licencia a la empresa Blackwater USA y la salida eventual del país de sus 1,000 empleados, lo cual privaría a los diplomáticos estadounidenses de la protección esencial para operar en la capital iraquí.

''No tratamos de suspenderlos ni revocar su licencia en forma indefinida, pero sí requerimos que respeten la ley y las normas aquí en Irak'', dijo el vocero gubernamental Alí al-Dabbagh a CNN.

La secretaria de Estado de Estados Unidos Condoleezza Rice, en camino al Medio Oriente, consideró que todavía era muy pronto para determinar el impacto que tendrían las acciones sobre Blackwater en las operaciones estadounidenses en Irak. La funcionaria dijo que había expresado condolencias al primer ministro iraquí Nuri al-Maliki por la pérdida de vidas.

''Le aseguré que estábamos tan interesados como el gobierno iraquí en una investigación exhaustiva de lo que sucedió ... y en trabajar con el gobierno iraquí para tener la certeza de que no ocurran este tipo de cosas'', señaló Rice.

No se ha presentado una versión oficial detallada de los hechos ocurridos el fin de semana, pero el diario The New York Times informó la noche del martes que una revisión preliminar del Ministerio del Interior mostró que guardias de seguridad de Blackwater dispararon contra un automóvil que no frenó cuando fue ordenado por la policía y mataron a una pareja y su hijo.

La información, sin verificación oficial, pareció contradecir una versión de Blackwater de que los guardias respondieron a disparos de insurgentes. Según la nota difundida en la página electrónica del Times, el reporte indicó que también hubo disparos de helicópteros de Blackwater. El Ministerio de Defensa de Irak dijo que en el incidente murieron 20 iraquíes, más de los 11 inicialmente anunciados.

La orden estadounidense confina a la mayoría de los funcionarios de Estados Unidos a un área de nueve kilómetros cuadrados (3,5 millas cuadradas) en el centro de Bagdad, aunque pueden salir de la Zona Verde sólo en helicóptero. El aviso no precisó fecha de expiración.

Igualmente el miércoles, el alto mando estadounidense dijo que uno de sus soldados murió la víspera durante un ataque en la parte sur de la capital. Con él suman 3.787 militares estadounidenses caídos en acto de servicio desde que comenzó la guerra de Irak en marzo del 2003, según un recuento de AP.

Mientras tanto, un atacante suicida detonó el miércoles su vehículo cargado de explosivos junto a una base del ejército iraquí en la ciudad norteña de Mosul. El atentado hirió a cuatro civiles, dijo un militar iraquí.

Después hubo enfrentamientos armados con insurgentes en una zona cercana a esa ciudad, a 250 kilómetros (155 millas) al norte de Bagdad. Las fuerzas iraquíes mataron a 14 milicianos, en tanto una bomba colocada al lado de un camino en el mismo lugar mató a un soldado iraquí e hirió a tres, dijo el general iraquí Ahmed Zebari.

Ahora ve
No te pierdas