La tormenta azota a los Fox

La ex pareja presidencial enfrenta una andanada de críticas por parte de políticos y periódicos Vicente y Marta se defienden de los ataques y aseguran tener 'la conciencia tranquila'.
El ex mandatario aseguró no tiene nada que esconder (Ouriel
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los meteorólogos habían pronosticado que los huracanes Dean y Henriette azotarían esta temporada el territorio mexicano, pero ningún analista político había vaticinado el tifón que provocaría la ex pareja presidencial Vicente y Marta Fox con la publicación de las polémicas imágenes de su rancho en Guanajuato.

Desde que la semana pasada la revista de celebridades Quién publicara las controvertidas fotografías de los Fox en su lujoso rancho, una andana de críticas se ha desatado en torno al ex presidente y su esposa.

Partidos de oposición, ex colaboradores cercanos, e incluso militantes del propio partido del ex presidente han solicitado investigaciones para determinar el origen de la fortuna de los Fox. Los principales periódicos en el país también han dado una cobertura amplia al tema y han aportado nuevos datos sobre la vida de la pareja.

Los líderes del PRI y PRD en el Senado, las principales fuerzas opositoras, solicitaron que la Secretaría de la Función Pública investigue la riqueza del ex presidente Fox. Según sus conjeturas, su sueldo como presidente no sería suficiente para realizar la lujosa remodelación que se llevó a cabo en la hacienda La Estancia.

Uno de sus antiguos colaboradores dijo que antes de ocupar su cargo como presidente, en diciembre de 2000, Fox atravesaba por problemas económicos y no tenía una fortuna significativa.

El diario El Universal publicó el miércoles una entrevista con el que fuera operador financiero de la campaña presidencial de Fox, Lino Korrodi, quien consideró que el ex mandatario exhibe en la revista Quién una riqueza “cínica” y “descarada”.

Korrodi aseguró que antes de que Fox fuera presidente, su casa en el rancho “estaba en completo deterioro porque no tenía dinero Fox para darle mantenimiento”, e incluso aseguró que algunos de sus allegados le ayudaban a pagar los costos de la servidumbre.

“Marta y yo tenemos la conciencia tranquila porque no hemos engañado ni robado a nadie y mucho menos al erario”, dijo Vicente Fox en el reportaje publicado en Quién, una revista propiedad de Time Inc., un grupo al que también pertenece CNNExpansión.com.

Pero tal parece que no todos están convencidos de la explicación de Fox, pues incluso la presidenta del Partido Acción Nacional (PAN) en el Distrito Federal, Mariana Gómez del Campo, se pronunció porque se investigue el origen de los recursos utilizados para remodelar el rancho del ex mandatario.

Fox, que antes de la presidencia había sido un directivo de la Coca-Cola y gobernador del estado de Guanajuato, remozó su rancho para crear un Centro Fox, un proyecto inspirado en las bibliotecas y centros académicos de ex presidentes estadounidenses como John F. Kennedy o Bill Clinton.

El periódico Reforma reveló esta semana que Vicente Fox sustrajo información de la casa presidencial de Los Pinos sin dejar un inventario de las cosas que se llevó. Los documentos sustraídos serían exhibidos en su Centro Fox.

De acuerdo también con el diario Reforma, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Guanajuato pidió auditar al gobierno del estado debido a sospechas de que durante la administración del gobernador Juan Carlos Romero Hicks se hubieran financiado obras en el rancho de los Fox.

El diario Milenio aprovechó este jueves para revelar que durante los 6 años de mandato foxista, su portavoz y luego esposa, Martha Sahagún de Fox, gastó 17.9 millones de pesos en 134 viajes y 21 giras al exterior. Además de su papel como primera dama, Sahagún es la presidenta de su fundación Vamos México.

La lluvia de críticas motivó que la ex pareja presidencial emitiera el miércoles dos comunicados por separado, uno de Marta y otro de Vicente, donde rechazaron las acusaciones y dijeron que sus fundaciones están auditadas por despachos internacionales.

“La ética, la transparencia y la rendición de cuentas han sido una norma permanente a lo largo de mi vida”, dijo Fox en su comunicado.

Desde que dejó el poder, en diciembre de 2006, Fox se ha dedicado a dictar conferencias y promover su centro de estudios, entre cuyos objetivos está la promoción de la democracia frente a populismos en América Latina.

La reciente tormenta sobre los Fox incluso se ha extendido a otras latitudes. Este jueves Vicente Fox estaba en Roma, para ser elegido copresidente de la Internacional Demócrata de Centro (IDC). En la capital italiana, el ex mandatario fue cuestionado sobre el escándalo de su rancho, pero se negó a responder las preguntas.

Y para atizar el fuego, el próximo libro en inglés de Vicente Fox, que saldará a la venta el 4 de octubre bajo el título “Revolution of Hope” ha comenzado a generar gran expectativa.

En uno de sus pasajes, Fox describe al presidente de Estados Unidos, George. W. Bush como “el tipo más arrogante que he conocido en toda mi vida”.

Ahora ve
No te pierdas