Acuerdo mundial para proteger el ozono

El compromiso para eliminar los llamados hidroclorofluorocarbonos, fue firmado por 191 países; la producción y el uso de estas sustancias desaparecerá paulatinamente de aquí al 2030.
OTTAWA (CNN) -

Como un "momento crucial" en la lucha contra el calentamiento global calificó el sábado el ministro de Medio Ambiente de Canadá, John Baird, el acuerdo alcanzado entre 191 naciones, una década antes de lo previsto, para eliminar las sustancias dañinas para la capa de ozono.

Los delegados presentes en la conferencia de las Naciones Unidas en Montreal alcanzaron un pacto en la tarde del viernes.

El acuerdo eliminará la producción y el uso de hidroclorofluorocarbonos (HCFCs) en los países desarrollados antes del 2020 en lugar del 2030, mientras que los países en desarrollo lo harán en el 2030 y no en el 2040 como estaba inicialmente pensado.

Baird destacó a China, que produce la mayoría de los HCFCs. El lunes, cuando comenzaron las conversaciones, los delegados dijeron que el rol de Pekín sería crucial.

Según Washington, mientras más rápido se eliminen los HCFCs la medida será el doble de efectiva, como el protocolo de Kioto para combatir el cambio climático. Estados Unidos se alejó del protocolo en el 2001, y Canadá ha dicho que no puede alcanzar el objetivo establecido en Kioto.

"(El acuerdo) (...) destacará como un momento crucial dentro de la lucha internacional contra el calentamiento global", dijo Baird en una conferencia de prensa televisada en Montreal.

Baird señaló que el hecho de que India, Estados Unidos y China -las principales potencias que no están vinculadas a los objetivos establecidos en Kioto- hayan firmado el acuerdo era una señal prometedora anterior a las conversaciones diseñadas para producir un cambio climático decisivo después del 2012.

La conferencia en Montreal del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente marcó el vigésimo aniversario del protocolo de Montreal, que fue diseñado para reducir el uso y la producción de los químicos que, se ha descubierto, dañan la capa de ozono.

El daño a la capa que protege la Tierra de la radiación ultravioleta ha sigo ligado a un aumento en el riesgo de cáncer y cataratas entre los humanos.

Los HCFC son utilizados en aires acondicionados y refrigeradores.

"Los gobiernos tuvieron una oportunidad de oro de tratar con los desafíos del cambio climático y la protección de la capa de ozono, y la tomaron", señaló en un comunicado Achim Steiner, director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

"Los ahorros finales y precisos en términos de emisiones de gas invernadero podrían llegar a varios miles de millones de toneladas", agregó.

Bajo los términos del acuerdo, todos los gobiernos acordaron congelar la producción de HCFC antes del 2013 comparado con los niveles promedio de producción en el 2009 y 2010.

Ahora ve
No te pierdas