Bush llega a Sidney, inician protestas

El arribo del presidente a Australia forma parte de la reunión que sostendrán líderes de APEC; Bush buscará el respaldo del gobierno de Australia para reforzar los combates en Irak.
SIDNEY (CNN) -

El presidente George W. Bush, arribó este martes a Australia para participar en la reunión de líderes del Asia Pacífico, entre fuertes medidas de seguridad y protestas contra la guerra en Irak..

El comercio y el cambio climático liderarán la agenda del Foro de Cooperación Económica para Asia Pacífico (APEC) y Bush quiere que la cumbre de 21 naciones llegue a un acuerdo para vigorizar la ronda de Doha, de charlas de comercio mundial.

Pero el tema de Irak amenaza la visita del mandatario a Australia, cuya contribución de tropas en el país árabe está afectando el intento del primer ministro, John Howard, por la reelección.

Bush pasará gran parte del miércoles con Howard, su fuerte aliado, en la casa Kirribilli, la residencia del primer ministro en el puerto de Sidney.

En una base aérea en Irak, Bush alabó el progreso en la guerra y habló sobre su proyecto de reducir el número de tropas estadounidenses tras una reunión con sus comandantes.

Bush afirmaría este mensaje el miércoles en una rueda de prensa conjunta con Howard, cuyo respaldo al presidente estadounidense y la guerra ha contribuido a su baja en las encuestas de opinión frente al líder opositor Kevin Rudd.

Bush planea reunirse con Rudd el jueves y ha dejado claro que tratará de persuadir al líder del Partido Laborista a retractarse de su oposición a la guerra en Irak.

Un encuesta de opinión publicada el martes, encargada por la Asociación Médica para la Prevención de la Guerra, mostró que el 52 por ciento de los australianos cree que Bush es el peor presidente en la historia de Estados Unidos.

Destacando la fuerte oposición de Australia a la guerra en Irak, activistas planean varias manifestaciones para las reuniones de la APEC, culminando el sábado con una importante marcha de "Stop Bush Coalition", cuando los líderes se encuentren en el Opera House de Sidney.

El martes, manifestantes contra la guerra se reunieron frente a la principal estación de trenes de Sidney horas antes de que Bush arribe a la ciudad en medio de la mayor operación de seguridad que ha tenido lugar en el país.

"Estamos aquí hoy día en la víspera de la APEC para decirle a George Bush que no es bienvenido, donde sea que él y sus arquitectos del mal viajen", dijo Matt Howard, veterano estadounidense de Irak en Sidney.

Las autoridades fijaron un perímetro de seguridad de 5 kilómetros a lo largo del distrito financiero para aislar a los líderes en el Opera House y los hoteles cercanos. Un total de 5,000 policías y soldados está patrullando el centro de la ciudad.

Ahora ve
No te pierdas