Arizona con nueva ley antiinmigrante

Los patrones deberán verificar si sus empleados están autorizados a trabajar de manera legal; el nuevo ordenamiento impone sanciones más fuertes a quien contrate indocumentados.
Se estima que en EU hay 10.9 millones de mexicanos legales e

El estado de Arizona puso en vigor hoy una nueva ley antiinmigrante, que obliga a los patrones a verificar si sus empleados están autorizados a trabajar de manera legal en Estados Unidos.

La medida obligará a partir de este martes a las 150 mil empresas o negocios registrados en Arizona a utilizar un programa federal de verificación electrónica conocido como E-Verify para cerciorarse de la legalidad laboral de cada nuevo empleado.

La ley impone sanciones más fuertes que las contempladas por el gobierno federal a quienes contraten en forma consciente a inmigrantes indocumentados, al amenazar con cerrar los negocios y empresas que incurran en dos violaciones en un período de tres años.

El nuevo estatuto entra en vigor tras haber sobrevivido dos demandas en las cortes interpuestas por grupos defensores de los derechos civiles, para tratar de frenar sus efectos.

Estas agrupaciones consideran que la ley "castiga" a las empresas al obligarlas a verificar la autorización de empleo de las personas.

Varias entidades han aprobado leyes que sancionan a los empleadores de indocumentados, pero el estatuto de Arizona es el único que requiere que todos los patrones utilicen el sistema de verificación E-Verify, que a nivel federal sigue siendo voluntario.

La obligatoriedad de usar el programa de verificación coloca a Arizona en la punta de las entidades con sanciones a empleadores de indocumentados.

A pesar del carácter obligatorio, el periódico The Arizona Republic, de Phoenix, informó que hasta el pasado viernes nueve mil 62 empleadores de Arizona se habían inscrito en el programa federal de verificación de empleo E-Verify.

La cifra representa 6.0 por ciento del total de 150 mil empleadores registrados en la entidad.

De acuerdo con el diario, algunos patrones aún desconocen la ley, otros la han postergado y otros más planean utilizar otros servicios para verificar el estatus migratorio de sus empleados.

Algunos más esperan inscribirse en el programa de verificación hasta que necesiten contratar nuevos empleados.

La ley, conocida como "Acta de los Trabajadores de Arizona", no contempla a pesar de la obligatoriedad sanciones contra aquellos que decidan no inscribirse en el programa de verificación.

Sin embargo, los empleadores que lo utilicen tendrán un fuerte argumento para defenderse de acusaciones de que de manera intencional empleaban trabajadores indocumentados.

"Si lo usas, tendrás una evidencia o argumento de que el empleado está legalmente autorizado para trabajar", dijo Jay Zweig, un abogado laboral de Phoenix que aconseja a los negocios sobre la nueva ley.

Andrew Thomas, el procurador del condado de Maricopa, que comprende el área metropolitana de Phoenix, dijo que comenzará a investigar quejas de contratación ilegal de trabajadores en forma inmediata.

Las autoridades enfrentarán el reto de tener que demostrar que los patrones contrataron de manera consciente a los indocumentados.

Una coalición de organizaciones de derechos civiles, integrada por la Unión de Libertades Civiles de América (Aclu), el Fondo para la Defensa y Educación del México-Americano (Maldef) y el Centro Nacional de Ley de Inmigración, trataron sin éxito de frenar la nueva ley.

La coalición ha advertido que la ley conducirá a la discriminación de los trabajadores que sean percibidos como extranjeros.

Los grupos también han señalado que la ley "castiga en forma ilegal a las empresas" al obligarlas a verificar la autorización de empleo de las personas.

Ahora ve
No te pierdas