Sarkozy no quiere desempleados

El presidente galo quiere castigar a quienes desechen dos propuestas de empleo "aceptables"; abatir el desempleo entre jóvenes y personas mayores de 55 años son el objetivo del Ejecutivo.
Nicolás Sarkozy quiere que todos en Francia se pongan a trab  (Foto: )
PARÍS (Notimex) -

El presidente francés Nicolás Sarkozy pidió a su consejo de ministros analizar el posible establecimiento de sanciones contra solicitantes de empleo que rechacen "dos ofertas aceptables", informó Laurent Wauquiez, portavoz del gobierno.

Sarkozy presentó su petición a los miembros de su gobierno, a quienes felicitó por el Año Nuevo y advirtió que 2008 será "un año duro y exigente", indicó el vocero en rueda de prensa al concluir la reunión entre el mandatario y el consejo.

El presidente Sarkozy "no quiere más desempleados de larga duración" y pidió a sus ministros un calendario para que reflexionen sobre la instauración de sanciones, dijo Wauquiez citado en reportes de la prensa local.

Explicó que el gobierno realizará un trabajo común con los interlocutores sociales para definir lo que se considerarán ofertas de empleo aceptables y establecer normativas para mejorar la situación del empleo en el país, de acuerdo con los reportes.

El portavoz recordó que los objetivos del Ejecutivo relativos al desempleo eran de 8.8% en 2006 y de 7.9% 2007, por lo que "la tendencia nos permite pensar en 7.7% para este año".

Aclaró sin embargo que esos datos "no son motivo de satisfacción para el gobierno, de manera particular por el alto desempleo entre jóvenes y personas mayores de 55 años de edad, por lo que habrá que analizar todos los aspectos para lograr progresos sustanciosos".

Sarkozy reiteró su total confianza al gabinete encabezado por el primer ministro François Fillon y pidió a los ministros que "hagan un buen trabajo", ya que "no soy yo quien está impaciente, son los franceses y debemos aportarles resultados".

Fillon por su parte fijó en la reunión tres compromisos: "tender hacia el pleno empleo, buscar el crecimiento económico adicional que necesita el país y sanear las finanzas públicas".

Aseguró que todas las reformas impulsadas por el gobierno "convergen en la necesaria y urgente renovación del modelo francés", ante la presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE) que Francia asumirá el 1 de julio próximo.

 

Ahora ve
No te pierdas