Elecciones en Kenia dejan 486 muertos

La victoria de Kibaki desató enfrentamientos con la oposición desplazando a miles de personas; el nuevo presidente y Odinga están dispuestos a compartir el poder para solucionar la crisis.
La oposición exige un recuento de votos apropiado. (AP)  (Foto: )
LONDRES (Notimex) -

Un informe de la policía de Kenia reportó hoy que los disturbios desatados tras las elecciones presidenciales del pasado 27 de diciembre han dejado al menos 486 muertos, afirmó la cadena británica BBC.

Hasta ahora, las autoridades reconocían la muerte de 350 personas en los enfrentamientos que se han registrado entre partidos políticos, grupos étnicos y de diversas facciones con la policía.

Los disturbios han ocasionado además que unas 250,000 personas hayan abandonado sus hogares hasta el momento, de acuerdo con el reporte.

Por su parte, la cadena keniana KBC señaló que según datos de la policía, hasta el domingo habían sido arrestadas 1,068 personas, de las cuales se abrió proceso a 451, por cargos relacionados con la violencia poselectoral.

En tanto, el diario Daily Nation, al reseñar la muerte de siete personas en nuevos enfrentamientos registrados la víspera, indicó que la semana que terminó fue la "más oscura" desde que Kenia logró la independencia en 1963.

"Desde el domingo 30 de diciembre, el país ha sido golpeado por la violencia, en la estela de una disputada elección presidencial después de que la Comisión Electoral declaró ganador al presidente Mwai Kibaki", indicó el rotativo.

El candidato del opositor Movimiento Democrático Naranja, Raila Odinga, desconoció la victoria de Kibaki, quien asumió su segundo mandato el pasado 28 de diciembre luego de que las autoridades electorales lo declararon ganador.

La Comisión Electoral anunció que Kibaki, del Partido de Unidad Nacional, logró 4,584,721 votos, y Odinga 4,352,993, pero la Fiscalía General pidió la semana pasada investigar el proceso.

El fiscal general, Amos Wako, precisó que es necesario un recuento apropiado de los votos válidos emitidos en las elecciones presidenciales y que debe ser emprendido de inmediato ante las dudas por la reelección de Kibaki.

Los seguidores de Odinga suspendieron una jornada de protesta en todo el país que había sido convocada para el martes, luego de que la policía impidió por la fuerza el pasado jueves una concentración en el Parque Uhuru (Libertad) de la capital Nairobi.

Odinga dijo que espera que la mediación internacional contribuya a solucionar la crisis.

La semana anterior visitó Kenia el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz 1984, para mediar entre las partes, y la subsecretaria de Estado estadounidense para África, Jendayi Frazer, realiza también una gira para conversar con las partes.

Odinga y Kibaki han expresado su disposición a compartir el poder para resolver la crisis. Kibaki fue declarado ganador de los comicios del 27 de diciembre después de un conteo de votos que según el opositor y los observadores internacionales fue defectuoso.

Por su parte, el presidente de Ghana, John Agyekum Kufuor, titular en funciones de la Unión Africana, viajará a Kenia esta semana para contribuir a la solución de la crisis.

La violencia también ha puesto de manifiesto las divisiones tribales en Kenya entre los luo, etnia a la que pertenece Odinga, y los kikuyu, el grupo de Kibaki.

La víspera, siete personas murieron en enfrentamientos con la policía en la zona de Trans Nzoia cuando un grupo armado formado por un centenar de personas atacó la estación de policía, en donde unos tres mil desplazados buscaban refugio.

En la localidad de Kuresoi, otro grupo quemó un templo de la iglesia presbiteriana e intentó destruir un recinto católico en la granja de Matunda, informó Daily Nation.

Ahora ve
No te pierdas