Bush busca aprobación de TLCs

El gobierno de EU presionará al Congreso para que se realicen los pactos comerciales pendientes la Casa Blanca se opondrá a la ley que busca golpear los impuestos a las exportaciones desde Ch

La Casa Blanca planea una importante campaña para convencer al Congreso de que apruebe este año los pactos de libre comercio con Colombia, Corea del Sur y Panamá, pero es poco probable que acepte una ley contra China a cambio, dijo este miércoles un funcionario.

"El Gobierno presionará sin cansancio su agenda de comercio libre y justo", comenzando por el acuerdo con Colombia, expresó en una entrevista el subsecretario de Comercio para Comercio Internacional, Chris Padilla.

El secretario de Comercio, Carlos Gutierrez, y otros cinco funcionarios del gabinete encabezarán una serie de delegaciones comerciales que viajarán a Colombia desde ahora hasta principios de marzo en busca de apoyo para el acuerdo, dijo Padilla.

Los demócratas quieren que Colombia haga mayores avances en la reducción de la violencia contra dirigentes sindicalistas y en otros asuntos antes de someter a votación el pacto. Muchos también creen que el acuerdo con Corea del Sur perjudicará a los trabajadores del sector automotor.

La Casa Blanca lleva a cabo reuniones dos veces por semana para discutir otros posibles pasos a seguir para superar la oposición de los principales demócratas, entre ellos la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; al líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, y a los principales aspirantes a la nominación presidencial demócrata, los senadores Barack Obama y Hillary Clinton.

Padilla indicó que el Gobierno de Bush quiere trabajar junto al Congreso en una ley para aumentar la ayuda a los trabajadores que han perdido sus empleos a causa del libre comercio.

Sin embargo, la Casa Blanca se opondrá a la ley que busca golpear a los impuestos a las exportaciones desde China a Estados Unidos, agregó.

En cuanto a la Ronda de Doha de conversaciones de comercio global, Padilla sostuvo que era posible una conclusión "ambiciosa" de las negociaciones en el 2008 y agregó que, en caso de que eso ocurra, la Casa Blanca presionará para que el Congreso apruebe un acuerdo este año.

Ahora ve
No te pierdas