Benedicto XVI da la espalda a fieles

El Papa revivió un ritual en desuso y ofició misa de cara al altar y sin mirar a los presentes; el líder de los católicos está recuperando costumbres modernizadas por la iglesia hace décadas.
Durante el bautizo de niños en la Capilla Sixtina el Papa of  (Foto: )
CIUDAD DEL VATICANO (CNN) -

El Papa Benedicto XVI celebró partes de su misa del domingo dando la espalda a la congregación, restaurando un antiguo ritual religioso que no había sido practicado en décadas.

El Papa usó el altar de la antigua Capilla Sixtina colocado contra la pared, debajo de la dramática representación del "Juicio Final" de Michelangelo, en lugar de un altar situado en una plataforma móvil que permitió a su predecesor Juan Pablo II dar la cara a los fieles.

Un comunicado de la oficina del Vaticano para las celebraciones litúrgicas dijo que se había decidido usar el viejo altar, donde se colocan las urnas para las elecciones de nuevos Papas, para respetar "la belleza y la armonía de esta joya arquitectónica".

Eso significa que por primera vez en este tipo de celebración desde el Segundo Concilio del Vaticano, el Papa ocasionalmente dio la espalda a los presentes y se puso frente a la cruz.

También leyó la homilía desde el antiguo podio de madera ubicado a la izquierda del altar usado por el Papa Pio IX en el siglo XIX.

El conservador Pontífice nacido en Alemania está reintroduciendo lentamente algunos de los antiguos rituales dejados de lado después del Segundo Concilio del Vaticano, que sustituyó el latín por las lenguas locales, modernizó la Iglesia y fomentó el diálogo interreligioso.

 

Ahora ve
No te pierdas