Israel y Palestina reanudan pacto de paz

La visita de Bush impulsó a que se reiniciara el diálogo para llegar a un acuerdo en el 2008; integrantes de la coalición de Olmert amenazaron con retirarse si se debaten ciertos temas.
Ehud Olmert y Mahmud Abbas autorizaron el inico de las conve  (Foto: )
JERUSALEN (CNN) -

Negociadores israelíes y palestinos inauguraron el lunes sus conversaciones de paz más serias en siete años, pese a las diferencias sobre los objetivos finales de cada una de las partes.

Tomó casi siete semanas comenzar las llamadas conversaciones para un estatus final, anunciadas en la conferencia de Annapolis patrocinada por Estados Unidos, subrayando los obstáculos a los que se enfrenta el presidente George W. Bush para lograr un pacto para un Estado palestino en su último año en el cargo.

Las conversaciones del lunes se producen tras la primera visita presidencial de Bush a Israel y a la ocupada Cisjordania la semana pasada, cuando estableció el objetivo de firmar un tratado de paz en el 2008.

La ministra de Relaciones Exteriores israelí, Tzipi Livni, y el ex primer ministro palestino Ahmed Qurei, jefes negociadores, lanzaron en un hotel de Jerusalén las conversaciones, en las que se abordarán temas como las fronteras, el futuro de Jerusalén y los refugiados palestinos.

Un funcionario israelí dijo que era poco probable que Livni estuviera dispuesta a comenzar a debatir esas cuestiones en detalle en una fase tan inicial.

"Es la primera reunión y la primera es por naturaleza preparatoria," dijo el responsable.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente palestino, Mahmoud Abbas, autorizaron el comienzo de las conversaciones, pero los dirigentes siguen enfrentados por el alcance de un acuerdo.

Las autoridades israelíes dijeron que Olmert perseguía un pacto que perfile el "armazón" de un futuro Estado palestino cuya aplicación se retrase hasta que los palestinos puedan asegurar la seguridad de Israel.

Abbas quiere que el tratado de paz final le permita declarar un Estado a final de año.

"La diferencia entre nuestra posición y la de los israelíes es que esperamos que haya un tratado de paz a final del 2008. Deberíamos tener un acuerdo marco en un mes o dos como máximo," dijo el negociador palestino Saeb Erekat.

Sin embargo, las conversaciones sobre temas como Jerusalén podrían colocar en dificultades al Gobierno de coalición de Olmert, de la que el partido derechista Yisrael Beiteinu ha amenazado con retirarse, posiblemente esta misma semana.

Las primeras conversaciones sobre un estatus final desde el 2001 iban a celebrarse poco después de la conferencia de Annapolis de noviembre, pero los palestinos pidieron que Israel primero llevara a cabo el cese de toda actividad de asentamientos, como exigía la llamada "hoja de ruta."

Ante la presión estadounidense, Olmert respondió con la congelación de toda construcción nueva en los asentamientos de Cisjordania, pero no lo ha hecho con los planes de los enclaves que están cerca de Jerusalén.

Olmert dijo que Bush le había asegurado durante su visita que los palestinos debían cumplir sus obligaciones en materia de seguridad antes de que se aplique cualquier acuerdo de paz.

Ahora ve
No te pierdas