EU combatirá tráfico de armas a México

Autoridades presentaron una iniciativa para ampliar la tecnología de rastreo de armamento; el convenio entre ambos países contempla el uso de un software tanto en inglés como en español.

Estados Unidos anunció una nueva iniciativa para combatir el tráfico ilegal de armas a México, que estará sustentada en el rastreo del armamento que es decomisado en ese país.

La iniciativa, develada por el director de la Oficina para el Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), Michael Sullivan, contempla el despliegue de tecnología de rastreo a nueve consulados estadounidenses en México.

Además de la próxima disponibilidad de estas herramientas a las autoridades en México.

La nueva estrategia, denominada "Proyecto Gunrunner" incluye la adición de 35 agentes especiales y 15 investigadores operativos de la ATF a lo largo de la frontera sur.

También considera la asignación de cuatro recaudadores y analistas de inteligencia al Centro de Inteligencia de El Paso (EPIC), una unidad de análisis de la agencia antinarcóticos estadunidense (DEA).

"Estamos desplegando estos recursos estratégicamente en la frontera sur para negar armas, -las herramientas de trabajo- a las organizaciones criminales en México y para combatir la violencia relacionada a este armamento que afecta a comunidades en ambos lados de la frontera", dijo Sullivan.

El director de la ATF hizo el anuncio en una rueda de prensa en las instalaciones del EPIC, ubicadas dentro de la Campo Militar Biggs en El Paso, y a la que asistieron varios de los directores de oficinas de la dependencia en las principales ciudades del suroeste del país.

Sullivan explicó que "el Proyecto Gunrunner se enfoca a la investigación, la inteligencia y el entrenamiento especializado, para suprimir el tráfico de armas de fuego a México, en colaboración con las autoridades mexicanas".

Destacó que el rastreo de las armas que pasan a México y son decomisadas por las autoridades en ese país "es un componente critico" del Proyecto Gunrunner.

La ATF desplegó en fecha reciente un sistema de rastreo computarizado de armas, conocido como "eTrace", a los consulados estadunidenses en las ciudades mexicanas de Monterrey, Hermosillo y Guadalajara, además de su oficina en la Ciudad de México.

Como parte de la nueva estrategia, la tecnología de rastreo se expandirá a otros seis consulados más en México para marzo de este año, informó Sullivan.

La ATF traducirá también al español toda la tecnología (software) y la pondrá a disposición de las autoridades mexicanas, para que la puedan utilizar de una manera directa en los lugares que consideren necesario.

"Tenemos una excelente relación de trabajo con México y estamos dispuestos a colocar esta tecnología donde ellos nos digan que la consideran necesario", indicó Sullivan. Esto, dijo, "es una preocupación conjunta" de los dos países.

En los últimos tres años, las autoridades mexicanas han reportado a sus similares estadounidenses unas 12,000 armas de fuego, para rastrear su origen en este país.

Los datos provenientes de México han servido aquí para el inicio de investigaciones que ha conducido al desmantelamiento de organizaciones de traficantes y a la recaudación de información  sobre las bandas dedicadas al tráfico de armas y de drogas.

"Desafortunadamente esto nos llega una vez que se ha cometido el crimen y el arma ha sido decomisada; podemos hacerlo mejor y evitar primero que las armas lleguen a las organizaciones criminales", afirmó Sullivan.

"Si detenemos el tráfico, no tendremos que hacer el rastreo", aseveró el funcionario estadunidense, quien aseguró que el combate al contrabando ilegal de armas hacia México "es una guerra ganable".

Sullivan se mostró complacido de la creciente colaboración de las autoridades mexicanas y el aumento de decomisos de armas en México.

"El número de armas que las autoridades mexicanas nos han reportado para su rastreo creció en 50% entre 2005 y 2006 y otro 50 a lo largo de 2007", señaló el directivo y agregó: "Esto es beneficio de la colaboración".

El tráfico de armas, indicó, está relacionado al narcotráfico, con tránsito de drogas hacia el norte y dinero y armas hacia el sur utilizando sus mismos recursos y sus mismas rutas. "Cada organización de narcotraficantes está ligada al tráfico de armas", indicó.

Como consecuencia del trasiego ilegal de armas, la "seguridad en ambos países está declinando", por lo que esto es un asunto prioritario para las dos naciones.

Ahora ve
No te pierdas