Hija de Fujimori quiere ser presidenta

La legisladora inició la recolección de firmas para inscribir su partido a las elecciones del 2 Keiko dijo que de ser postulada como candidata, no rehuirá al cargo.
Keiko Fujimori conforma el partido "Fuerza 2011". (Reuters)  (Foto: )

En un mercado cercano al centro de reclusión de su padre en un barrio pobre de Perú, la legisladora Keiko Fujimori inició la recolección de firmas para la inscripción de una agrupación con miras a las elecciones del 2011, en las que ya se perfila como postulante a la presidencia.

Aunque consideró que el ex presidente Alberto Fujimori "es el candidato natural" y que existen otras personas capaces de asumir el cargo, la hija mayor del ex mandatario admitió que no rehuirá a una postulación si esa es la demanda unánime al interior de partido.

"Si el consenso del fujimorismo plantease un pedido de esta naturaleza, yo no me corro a las responsabilidades," dijo Keiko el martes por la tarde en una entrevista con Reuters, antes de partir en búsqueda de firmas.

"A pesar de la corta edad, tengo muchos años de experiencia, pero no quiero que esto se malinterprete como que ya estoy pensando en una candidatura," añadió Keiko, de 32 años, quien tras la separación de sus padres ejerció el cargo de primera dama durante la gestión de Fujimori.

Según la legisladora, la creación de "Fuerza 2011" tiene entre sus principales objetivos demostrar la confianza del pueblo hacia el ex mandatario, recluido en un cuartel policial mientras dura un proceso por cargos de abusos a los derechos humanos durante su Gobierno entre 1990 y el 2000.

"Si bien el requisito para conformar un nuevo partido es 140,000 firmas válidas, nosotros nos hemos puesto como objetivo recolectar 1 millón de firmas, justamente para demostrar el respaldo y el apoyo con el que cuenta Alberto Fujimori," afirmó.

Defendiendo a su padre

Keiko, quien logró la votación más alta en la última elección del Congreso, afirmó que la creación de "Fuerza 2011" fue su decisión y negó que con la recolección de firmas pretenda ejercer presión para evitar una condena adversa al ex mandatario.

Fujimori fue sentenciado en diciembre a seis años de prisión por el registro ilegal de la vivienda de la esposa de su ex jefe de espías, mientras que la fiscalía ha solicitado que se le imponga una pena 30 años de cárcel por los cargos de abusos a los derechos humanos.

"Esto en ningún momento significa un deseo de interferir en el proceso judicial, que es autónomo (...) Nos estamos adelantando justamente para estar muy bien preparados para el año 2011," afirmó Keiko.

Durante la recolección de firmas, sin embargo, su hermano menor Kenyi instó a sus seguidores a firmar "por la libertad del chino," como se conoce en Perú a Fujimori por su ascendencia japonesa.

Keiko, madre de una bebé, prevé viajar el miércoles a Estados Unidos para concluir una maestría en Administración de Empresas, gracias a una licencia otorgada por el Congreso.

La ex primera dama es una de las principales defensoras de Fujimori y asegura que, pese a su reclusión, él le da "fuerza para seguir adelante" y enfrentar con optimismo el proceso judicial.

"Nosotros consideramos que es absolutamente injusta esta condena (a seis años de prisión) y esperamos que se corrija en este proceso de apelación," comentó.

La legisladora afirmó que entre sus planes no figura la posibilidad de que su padre sea hallado culpable en el juicio por casos de abusos a los derechos humanos, entre ellos dos matanzas en las que 25 personas fueron ejecutadas extrajudicialmente por agentes del Estado.

Keiko afirmó que si llega a ser presidenta de Perú "no me temblará la mano en castigar a quienes hayan cometido abusos, errores y crímenes, como por ejemplo los terroristas o los violadores, y tampoco me temblará la mano en indultar a quienes son inocentes."

"Mi padre es inocente," concluyó.

Ahora ve
No te pierdas