Jefa anticorrupción se despide del BM

Suzanne Rich Folsom renunció el miércoles a su puesto por una mejor oferta en el sector privado el portavoz del Banco Mundial, Marwan Muasher, negó que la funcionaria haya sido despedida.
WASHINGTON (CNN) -

La jefa de la unidad anticorrupción del Banco Mundial, Suzanne Rich Folsom, renunció el miércoles para regresar al sector privado, dijo el miércoles un portavoz de la entidad, quien negó que hubiera sido despedida.

Folsom, abogada de profesión, ha sido cuestionada desde que en el 2005 fuera designada por el ex presidente del Banco Mundial Paul Wolfowitz, un ex subsecretario de Defensa y arquitecto de la guerra de Irak. Los críticos decían que Wolfowitz la habría elegido por sus contactos políticos con el Partido Republicano.

"Quiero dejar claro que ella no fue despedida, que no fue obligada a irse. Tiene una muy buena oferta del sector privado y eligió aceptarla", dijo el portavoz del Banco Mundial, Marwan Muasher.

"Cuando ella se presentó al Banco (con su renuncia) se le ofreció otro puesto de trabajo dentro del Banco, pero lo rechazó", dijo el portavoz, quien agregó: "No hubo intento de obligarla a salir de ninguna manera o forma".

Muasher nombró a John Zutt, un funcionario holandés que ha trabajado en el banco como asesor y un abogado especializado con títulos de Harvard y Oxford, para reemplazar a Folsom en el Departamento de Integridad Institucional hasta que se elija un director permanente.

Un panel dirigido por el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense Paul Volcker recomendó el año pasado que el Banco Mundial examine el rol de la unidad anticorrupción tras preocupaciones acerca de sus prácticas investigativas.

Muasher dijo que un grupo de trabajo que estaba revisando recomendaciones del panel había completado su informe, el que sería presentado ante la junta ejecutiva del Banco la próxima semana.

El nuevo presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, quien reemplazó a Wolfowitz en noviembre, dijo en septiembre que planeaba mantener a Folsom en su puesto y que la funcionaria había operado en circunstancias extremadamente difíciles.

Al preguntársele si la renuncia de Folsom estaba ligada a los trabajos que se llevan a cabo para examinar el rol del departamento, Muasher dijo: "No del todo. Cuando ella expresó su deseo de irse, el presidente le pidió y ella aceptó quedarse hasta que la revisión fuera concluida".

Ahora ve
No te pierdas