Colombia no quiere la paz: Venezuela

El gobierno de Chávez acusó a Álvaro Uribe de estar obsesionado con derrotar a las FARC; dijo que en vez de buscar más canjes humanitarios, Uribe sólo sigue órdenes de Estados Unidos.

Venezuela acusó el jueves al gobierno del presidente Álvaro Uribe de obstruir los esfuerzos humanitarios para negociar con las FARC un canje de rehenes por guerrilleros presos, pues dijo que en Colombia les ''obsesiona'' derrotar militarmente a las guerrillas en vez de buscar la paz.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que el ''gobierno colombiano no está comprometido con la paz, sino obsesionado con derrotar militarmente a las fuerzas insurgentes, obsesionado con la guerra''.

''En lugar de crear condiciones para que cientos de familias vuelvan a reunirse, el gobierno colombiano ha llegado al extremo de obstruir y sabotear las misiones humanitarias de rescate impulsadas por la comunidad internacional, poniendo en riesgo la vida de personas inocentes'', indicó el escrito.

Chávez, que durante varios meses intentó mediar con las FARC para lograr el intercambio, fue separado por el presidente Álvaro Uribe en noviembre, que lo señaló de ignorar la recomendación de no comunicarse directamente con jefes castrenses colombianos, como hizo al llamar por teléfono al comandante del Ejército. Desde entonces están tirantes las relaciones entre los dos países.

En la víspera y luego de que Chávez dijo durante una visita a Nicaragua que el gobierno colombiano ''retarda'' la búsqueda de la paz con las guerrillas ''por mandato del imperio norteamericano (estadounidense)'', el Canciller de Colombia leyó un comunicado en el que señaló que Chávez ''no desaprovecha oportunidad para maltratar a Colombia, a su gobierno y a los dirigentes colombianos''.

Este el más reciente intercambio de recriminaciones entre los gobiernos de Colombia y Venezuela.

Chávez pidió la semana pasada que se retire a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al también guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) de los listados internacionales de organizaciones terroristas y que se les reconozca como legítimas ''fuerzas insurgentes''.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) los catalogan como terroristas.

''Yo acuso al gobierno de Colombia de estar jugando en una estrategia de retardo (a la solución de la guerra interna en ese país) y esto, por mandato del imperio norteamericano'', dijo en Managua Chávez, para quien el conflicto armado en ese país ''no tiene solución militar ni en 600 años''.

En el documento divulgado en Bogotá, Araújo expuso que el líder venezolano ''desconoce la acción terrorista de la guerrilla, su participación en el narcotráfico, sus crímenes... y los demás delitos que a la luz de los procedimientos, disposiciones y normas de Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos se tipifican como terrorismo, como crímenes de lesa humanidad'', añadió.

Ahora, las autoridades de Caracas expresaron que ''más preocupado por salvar las apariencias que por salvar las vidas de sus conciudadanos, el gobierno colombiano arremete contra el presidente Hugo Chávez, porque es el único que ha tenido éxito en la liberación de rehenes''.

Chávez recuperó la semana pasada a la ex congresista Consuelo González y Clara Rojas, dos rehenes que las FARC le entregaron como ''desagravio'' después de que Uribe lo despojó de su rol mediador.

Ahora ve
No te pierdas