Mouriño, la oportunidad o el fracaso

Su experiencia en el sector de energía le permitirán una discusión de mayor nivel de la reforma analistas prevén que la Segob mejore las negociaciones de reformas, pero nada está garantizado.
El secretario de Gobernación negocia la reforma con los part
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma energética será una de las prioridades del nuevo secretario de Gobernación, aunque no se ha definido quien llevará la negociación principal, la llegada de Juan Camilo Mouriño al manejo de la política interna impulsará esta reforma, pero no garantiza su aprobación, afirman analistas.

La experiencia de Mouriño en el sector de energía -fue subsecretario de electricidad y presidente de la comisión de Energía de la Cámara de Diputados- le permitirá llevar a cabo negociaciones de mayor nivel.

“Eso le dará más control al presidente, pero hay que ver la capacidad de operación de estos dos nuevos (secretarios) sospecho que será mejor, porque los otros dos eran bastante malos”, dijo Carlos Elizondo, catedrático del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

El Gobierno del presidente Felipe Calderón y su partido, el PAN, han urgido a discutir una reforma energética para duplicar la inversión y aprovechar el potencial petrolero de México, además de hacer cambios en las leyes laboral, seguridad y justicia.

“No creemos que el cambio de un actor en particular vaya a ser definitivo (…) el cambio del Secretario de Gobernación no ahorra camino a ninguna reforma”, indicó  Jaime Brito, analista de PFC Energy, firma estadounidense de consultoría.

Para este experto la reforma energética que necesita México no es cuestión de que un secretario de Gobernación sea más cercano al presidente, o más joven, sino de que cada uno de los poderes de Gobierno haga su parte al dejar a un lado los intereses de grupo.

México lleva más de una década en la discusión de la reforma al sector de energía, pero las propuestas de los entonces presidentes Ernesto Zedillo y Vicente Fox no fructificaron en el Congreso.

 “Estamos listos para dar el debate, lo ha dicho el PRI, lo ha dicho el PANAL y lo ha dicho la propia presidenta del Congreso de la Unión”, dijo Mouriño en entrevistas a programas de radio y televisión este jueves en los que rechazó que se propondrá la privatización de Pemex.

Mouriño deberá enfrentar a la oposición que el excandidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador, encabeza y que ha anunciado una campaña de resistencia civil en “defensa del petróleo”.

Una vez que se presente la propuesta de reforma energética las discusiones se llevarían a cabo en la Cámara de origen, el Senado de la República, cuya Comisión de Energía preside Francisco Labastida (PRI).

La piedra

Mouriño tiene en contra que su familia tiene desde hace 30 años la empresa Grupo Energético del Sureste dedicada a la venta de gasolina a través de estaciones de servicio con franquicia Pemex, principalmente en Campeche, además desde hace 20 años tiene un contrato de transporte de combustibles con la paraestatal.

“Yo no participo de los negocios familiares, llevo más de una década al servicio público, no tengo ninguna acción (en la empresa de la familia)”, dijo Mouriño.

Ahora ve
No te pierdas