Cuba celebró elecciones parlamentarias

Los cubanos votaron por el Parlamento que decidirá el futuro de Fidel Castro; los nuevos legisladores que surjan decidirán si su líder continúa en la presidencia o se retira
Cubanos votan por una lista única de 614 nominados a igual n
LA HABANA (CNN) -

Los cubanos votaron el domingo para elegir un nuevo Parlamento que aclarará el 24 de febrero si el líder Fidel Castro continúa en el poder o abandona la política activa tras 18 meses de enfermedad.

Castro, que no aparece en público desde que enfermó y cedió el poder a su hermano Raúl en julio del 2006, fue uno de los 614 candidatos confirmados en las urnas para igual número de escaños en la Asamblea Nacional o Parlamento.

Los colegios electorales cerraron a las 18:00 hora local (2300 GMT).

Según cifras de la Comisión Electoral Nacional, tres horas y media antes del cierre de los circuitos había votado el 89.1% de los 8.4 millones de cubanos habilitados.

El presidente interino, Raúl Castro, uno de los primeros en acudir a votar, anunció que la nueva legislatura será instalada el 24 de febrero.

Ese día se sabrá si Fidel Castro, de 81 años, es ratificado como jefe de Estado o se retira de la política ejecutiva después de casi medio siglo en el poder.

"La elección del nuevo Parlamento en una etapa compleja, una etapa en que tenemos que enfrentarnos a diferentes situaciones y grandes decisiones, poco a poco", comentó Raúl Castro, un general de 76 años, tras votar en una escuela de La Habana.

Fidel Castro mantiene todas las opciones sobre la mesa.

Su elección el domingo al Parlamento en la ciudad de Santiago de Cuba, cuna de la revolución en el extremo oriental de la isla, permitiría su ratificación en febrero como jefe de Estado.

Pero el líder cubano dijo en diciembre que no se aferrará al poder, ni obstruirá el paso a líderes más jóvenes.

Esta semana dijo en un mensaje escrito que su estado de salud no le permite hablar en público.

"Está bien de salud (...) está, dentro de la situación que tiene, a los 81 años, fuerte, saludable", dijo su hermano Raúl luego de sufragar.

El vicepresidente Carlos Lage, un dirigente de 56 años al que algunos consideran un posible candidato a jefe de Estado, dijo el domingo a periodistas que él votará por Castro.

"El próximo presidente vamos a ser los 11 millones de cubanos", dijo cuando le preguntaron si él sería el sucesor de Castro.

 

"Voto unido"

Aunque en Cuba el voto no es obligatorio, en las últimas tres décadas la participación jamás bajó del 95%.

En un mensaje fechado el domingo y leído por un presentador de la televisión, Castro pidió a los electores cubanos que no se dejaran intimidar por las malas condiciones del clima.

"Vientos fríos procedentes del norte acompañados de lloviznas y lluvias en la región occidental pretenden conspirar contra nuestras elecciones", escribió.

Las autoridades emprendieron este año una intensa campaña por el "voto unido" o en bloque por todos los candidatos, una señal, sostienen, de apoyo al sistema socialista levantado por Castro en las narices de Estados Unidos tras su revolución de 1959.

El diario oficial Juventud Rebelde comparó el domingo en su portada la decisión de no votar con un soldado que "abandona su arma al enemigo".

Para ser elegido al Parlamento, donde la oposición no está representada, no es necesario pertenecer al gobernante Partido Comunista, el único legal en la isla.

El Partido Comunista juega, sin embargo, un papel crucial en la organización del ciclo electoral, que empezó en octubre pasado con las elecciones municipales.

Algunos electores dijeron votar con esperanzas de mejoras en una sociedad socialista donde, según ha reconocido Raúl Castro, los salarios son bajos y hacen falta cambios estructurales para reactivar la producción agrícola.

"Se necesita un cambio brusco en la sociedad, sin demagogia, sin hipocresía. Pienso que los problemas tienen que resolverse a mediano plazo, como la alimentación, los altos precios y acabar con el robo y la corrupción", dijo Ramón Falcón, un jubilado de 74 años, minutos después de votar en La Habana.

Otros expresaron, en cambio, su escepticismo.

"Estas elecciones no determinan mucho (...) Yo creo que sí reeligen a Fidel, a pesar de que está enfermo y él mismo lo reconoce. No hay nada que indique lo contrario", dijo Felicia, una electora de 53 años.

En los comicios del domingo, los cubanos eligen también a los integrantes de 14 asambleas provinciales.

Ahora ve
No te pierdas