Joven da pistas de muerte de Bhutto

Aitezaz Shah, de 15 años, admitió ser suicida y reveló quiénes estaban detrás del atentado; la información del muchacho llevó a los investigadores a la captura de Zaman.
ISLAMABAD (CNN) -

Un adolescente que admitió ser un suicida con bomba de reserva de un equipo que asesinó a Benazir Bhutto ha divulgado "revelaciones" concernientes al asesinato de la líder de la oposición, dijo el martes un portavoz del Ministerio del Interior.

Aitezaz Shah, de 15 años, y su "entrenador" militante, fueron arrestados el jueves en la ciudad noroccidental de Dera Ismail Khan, y el joven contó a sus interrogadores que era el siguiente en la fila para matar a la ex primera ministra Bhutto, si los otros asesinos fallaban.

"Shah ha hecho algunas revelaciones con respecto al asesinato de Benazir Bhutto," dijo en una conferencia de prensa Javed Iqbal Cheema, portavoz del Ministerio del Interior.

Bhutto murió el 27 de diciembre en un ataque armado y con bomba al abandonar un mitin electoral en la ciudad de Rawalpindi.

La información del muchacho llevó a los investigadores a la captura de Zaman, y se hallaron explosivos y detonadores en la casa de Sher Zaman, manifestó Cheema.

Cheema no dio detalles de ninguna "revelación," y advirtió que la información reunida de los dos sospechosos debe ser corroborada.

Detectives de la británica Scotland Yard, a quienes Pakistán invitó a unirse a la investigación sobre la muerte de Bhutto, podrán interrogar a Shah y a su entrenador, Sher Zaman, agregó Cheema.

En Pakistán abunda el escepticismo respecto de la investigación sobre la muerte de la líder opositora, a quien el presidente Pervez Musharraf hubiera tenido dificultades en manejar si hubiera ganado el cargo de primera ministra en una elección que fue postergada al 18 de febrero.

El pedido de ayuda a Scotland Yard fue considerado en algunas partes como un intento por combatir el cinismo público.

El equipo británico se ha ido a casa, pero está previsto que retorne en unos días y presente su informe final, dijo Cheema.

El adolescente Shah declaró a los interrogadores que un clérigo lo envió desde Karachi a Waziristán del Sur, una inestable región tribal, en donde fue entrenado como un suicida con bomba por militantes leales a Baitullah Mehsud, un comandante talibán vinculado a Al Qaeda.

Shah también repitió los nombres de los hombres mencionados en una conversación telefónica entre Mehsud y un compañero, que las autoridades escucharon por espionaje e hicieron públicas para apoyar las sospechas de que el comandante talibán había ordenado el ataque.

Estados Unidos también dice que la evidencia apunta a Mehsud.

Ahora ve
No te pierdas