Pekín se deshace de mendigos por Juegos

La organización de las Olimpiadas, pidió que se hiciera cumpliendo la ley de manera "civilizad se pidió erradicar también a los vagabundos y vendedores ilegales de las calles antes del event
Las prácticas en China para aplicar la ley han provocado vio  (Foto: )
PEKÍN, China (CNN) -

El jefe de la organización de los Juegos Olímpicos de Pekín, Liu Qi, instó a los oficiales de policía a "resolver el problema" de los mendigos y vendedores ilegales haciendo cumplir la ley de manera "civilizada" antes del inicio de la cita deportiva.

Pekín se ha propuesto terminar con los mendigos en el centro de la ciudad antes de los Juegos de agosto y, para ello, el Gobierno se ha comprometido a tomar medidas respecto de los vendedores ambulantes y no registrados, las peluquerías y los clubes de karaoke que encubren la prostitución.

"El problema de los vagabundos, los mendigos y los vendedores ilegales debe ser resueltos antes de los Juegos", afirmó Liu en la edición del miércoles del diario Beijing News.

"Pero para hacer cumplir la ley, (los oficiales) deben ser civilizados, explicar sus acciones y ser razonables. No deben crear problemas de entorno social", aclaró Liu, quien también es el presidente del Partido Comunista de Pekín.

El modo brutal de hacer cumplir las leyes que usualmente practica China está en la mira luego de que una decena de oficiales de "administración de la ciudad" golpearon y mataron a un hombre en China central al comienzo de este mes.

La víctima había usado su teléfono celular para filmar una disputa entre aldeanos locales y oficiales en un basurero.

Formadas para facilitar la tarea de la policía regular, las unidades de "administración de la ciudad" son empleadas en Pekín y otras ciudades chinas para patrullar las calles y revisar a las personas.

Pero en los últimos años están bajo la lupa de los medios locales y de los usuarios de Internet, quienes dicen que se han convertido en poderosos e influyentes grupos que prosperan de manera violenta y fraudulenta, incautando propiedades.

En diciembre, Pekín emitió nuevas regulaciones que acotaron los poderes de los oficiales de administración para emitir multas y confiscar bienes, en una apuesta por restaurar la confiabilidad pública luego de una ola de noticias mediáticas acerca de supuestos abusos.

Ahora ve
No te pierdas