Fiscal y militar, en el narco colombiano

Capturan a dos integrantes de un cártel que exportaba mensualmente 10 toneladas de cocaína; los detenidos son familiares, uno de ellos fiscal especializado y el otro un militar retirado.
BOGOTÁ (CNN) -

Un general retirado del Ejército y su sobrino, un fiscal, integraban un cartel que exportaba mensualmente 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos y Europa a través de Venezuela, y que fue desarticulado por la Fiscalía de Colombia y la DEA, informaron el jueves las autoridades.

Se trata del más reciente golpe que asestan las autoridades de Colombia y Estados Unidos a las organizaciones dedicadas al tráfico de cocaína desde este país sudamericano, considerado como el mayor productor mundial de cocaína con 610 toneladas métricas anuales.

En la operación "Alianza Uno", en la que participó la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés), fueron capturadas 23 personas en 11 ciudades de Colombia, incluidas Bogotá, Medellín y Cali.

De los 23 capturados, 9 están solicitados en extradición por Estados Unidos por cargos de narcotráfico.

"Era una organización criminal dedicada al tráfico de estupefacientes", dijo en una conferencia de prensa el fiscal, Mario Iguarán.

"En julio del 2006, por información de autoridades americanas, la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional iniciaron una serie de seguimientos e interceptaciones que le permitieron establecer la existencia de un cartel de la droga que sacaba de los laboratorios toneladas y toneladas de cocaína", aseguró.

El fiscal precisó que la organización, vinculada con otros carteles y nuevos grupos de paramilitares, sacaba la droga de laboratorios en los departamentos de Norte de Santander y Bolívar, hacia Venezuela.

Los lazos familiares también funcionan en el narco

Iguarán reveló que el fiscal especializado Leobardo Latorre supuestamente era la persona encargada de resolver, con sobornos, las dificultades judiciales de la organización.

El general retirado del Ejército Paucelino Latorre, tío del fiscal y quien fue jefe de inteligencia del Ejército y comandante de brigada, al parecer manejaba los asuntos financieros del cartel.

El director de la Policía Judicial, coronel Nicolás Muñoz, dijo que a la organización desvertebrada le fueron confiscadas recientemente 3.7 toneladas de cocaína en México y una tonelada más en Venezuela.

"Era una organización con toda la fortaleza criminal, aliada con diferentes bandas criminales. Tenía alto nivel de corrupción en las entidades del Estado, dijo el oficial.

Muñoz precisó que el cartel sacaba la droga hacia Venezuela, desde donde la exportaba por vía aérea y marítima a Estados Unidos y Europa.

Estados Unidos es el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico y desde el año 2000 ha entregado a Bogotá más de 5,000 millones de dólares en asistencia militar para combatir la producción de drogas y los grupos armados ilegales que se financian de esa actividad como las guerrillas izquierdistas.

Pese a que las autoridades colombianas y de Estados Unidos desarticularon los poderosos carteles de Medellín y de Cali, en los últimos años aparecieron nuevas organizaciones que ocuparon esos espacios en el lucrativo negocio del narcotráfico.

Decenas de esas nuevas organizaciones de narcotraficantes han sido desintegradas en los últimos años en operaciones coordinadas de Estados Unidos y Colombia.

Ahora ve
No te pierdas