Huatulco busca un nuevo nombre

La nomenclatura del destino turístico cambiaría para volverla más "atractiva" ante los extranje el Fonatur dice que el nombre actual no es sencillo de pronunciar ni en inglés ni en francés.
La carretera Huatulco-Oaxaca, será detonante para el desarro  (Foto: )
Roberto Morán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gobierno federal relanza Huatulco como destino turístico y espera obtener mejores precios al vender los terrenos a los desarrolladores que los que se obtuvieron el sexenio pasado con la venta de otros lugares, como la tercera sección de Cancún, Los Cabos y dos áreas de Nayarit.

En Cancún se vendieron terrenos en alrededor de 7 dólares por metro cuadrado, mientras que en Los Cabos se obtuvieron 12 dólares por metro cuadrado, precios que los desarrolladores pudieron multiplicar en poco tiempo, estima Miguel Gómez Mont, director del Fondo Nacional del Fomento al Turismo, el organismo encargado de recibir donaciones de terrenos y desarrollarlos para convertirlos en destinos turísticos.

Por lo pronto se hacen los avalúos de en cuánto podrían venderse las 5,000 hectáreas que Fonatur conserva en Huatulco. "Cacaluta (dentro de Huatulco) puede ser la ‘pechuga’ más exclusiva de este país, después de Punta Mita (en Nayarit)", dice Gómez Mont como argumento de que el gobierno federal puede obtener mejores precios por metro cuadrado que el año pasado.

Para el relanzamiento de Huatulco, Fonatur cuenta con la construcción de una nueva autopista que unirá el destino turístico con la capital oaxaqueña, lo que reducirá el tiempo de traslado.

Para volverlo más atractivo ante los extranjeros, el destino podría cambiar de nombre. "Se lo quisiéramos cambiar, porque es un nombre que no es sencillo de pronunciar ni en inglés ni en francés, es difícil promover un lugar cuando no el turista no puede decir ni a dónde fue".

Según Gómez Mont, Fonatur tiene la capacidad de dejar de ser la agencia inmobiliaria del gobierno federal, que recibe los terrenos y los vende, para pasar a ser un desarrollador, que le da mayor valor agregado a los destinos turísticos, con lo que el gobierno podría obtener más.

En el sexenio pasado, estima, las ventas de Fonatur estuvieron más impulsadas por la necesidad de obtener ingresos para la operación que por planes para darles más valor a los terrenos. Esto llevó a que Fonatur tuviera menos recursos y que fuera perdiendo fuerza para desarrollar nuevos destinos.

Gómez Mont resalta que para este año Fonatur tendrá un presupuesto de 5,000 millones de pesos, de los cuales 3,000 millones serán para invertir en infraestructura. Ambas cifras "son récord en los últimos 15 años". Con este presupuesto, el fondo podrá desarrollar los terrenos y ya no verse obligado a venderlos en breña, a bajos precios.

El directivo también espera convencer al comité directivo de Fonatur de que se le permita comprar más terrenos y, en el caso de que no pueda pagar lo que el mercado exige por un lugar que actúe como un enlace para hacer que los fondos de capital los compren y después los vendan a los desarrolladores.

Ahora ve
No te pierdas