Edwards y Giuliani salen de la contienda

Los precandidatos abandonaron la puja por la carrera hacia la presidencia de Estados Unidos; la decisión de Giuliani era esperada tras su derrota en las primarias republicanas en Florida.
Tras la renuncia de Edwards, Obama y Clinton son los que que
WASHINGTON (CNN) -

El demócrata John Edwards y el republicano Rudy Giuliani abandonaron el miércoles la puja por una candidatura a la presidencia de Estados Unidos, reduciendo el espacio a dos precandidatos principales en ambos partidos.

La decisión de Giuliani era muy esperada tras su derrota el martes en las primarias republicanas en Florida, pero el movimiento de Edwards fue sorpresivo, ya que había asegurado que mantendría su postulación hasta el martes, cuando cerca de la mitad de los estados del país votarán por candidatos para las elecciones de noviembre.

El anuncio de Edwards, un ex senador de Carolina del Norte y ex candidato a la vicepresidencia hace cuatro años, deja en la contienda por la candidatura demócrata al senador Barack Obama y a la ex primera dama Hillary Clinton, en lo que se ve como una dura batalla.

"Este es el tiempo de que me haga a un lado, para que la historia pueda seguir su camino", dijo Edwards a sus partidarios en un vecindario de Nueva Orleans destruido por el huracán Katrina en el 2005, el mismo lugar donde lanzó su campaña.

Clinton, senadora por Nueva York, enfrentará a Obama en una carrera sin un claro favorito. Cada uno haría historia como la primera mujer presidenta o el primer mandatario negro de Estados Unidos.

Edwards no anunció inmediatamente a quién apoyaría como candidato de su partido, pero Giuliani, ex alcalde de Nueva York, indicó que respaldaría al senador por Arizona John McCain en su carrera para la candidatura republicana a la presidencia de Estados Unidos.

"Hoy estoy anunciando oficialmente mi retiro como candidato para ser presidente de Estados Unidos", dijo Giuliani en la biblioteca presidencial Ronald Reagan en Simi Valley, California, antes de un debate. "John McCain es el candidato más calificado ", apuntó.

En las filas demócratas, Obama y Clinton se hicieron eco del tema de la erradicación de la pobreza que planteó Edwards. El senador por Illinois se presenta a sí mismo como el mejor candidato para enfrentar a John McCain, el republicano que lidera la contienda en su partido tras su victoria el martes en la Florida.

"Tenemos que ofrecer al pueblo estadounidense un claro contraste sobre la seguridad nacional, y cuando sea nominado por el Partido Demócrata es exactamente lo que voy a hacer", dijo Obama a una multitud de 18,000 personas en Denver, indicando que Clinton ha votado con McCain por autorizar la guerra de Irak.

Los candidatos se encuentran en las primeras etapas de una batalla estado por estado para obtener la nominación republicana y demócrata.

Los ganadores de las dos partes se enfrentan en las elecciones de noviembre para suceder al presidente George W. Bush.

En tanto, el respaldo de Giuliani a McCain dejó al senador frente a un fuerte desafío por el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney.

El ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee está todavía formalmente en la carrera, pero su falta de dinero y una campaña limitada a apelaciones a los conservadores cristianos lo ha dejado muy por detrás en las preferencias.

Giuliani, en un movimiento estratégico, no hizo suficientes esfuerzos de campaña en los primeros estados donde se votó, centrando sus esfuerzos en producir un fuerte muestra de apoyo en la Florida, el cuarto estado más poblado, con su gran número de jubilados de la región nordeste. Pero terminó en un decepcionante tercer lugar, apenas por encima de Huckabee.

McCain y Romney se dividieron el triunfo de las cuatro elecciones primarias realizadas anteriormente estado por estado. McCain ganó en Carolina del Sur y New Hampshire, y Romney se llevó la victoria en Michigan y Nevada. Huckabee ganó la primera votación en Iowa.

Clinton venció el martes con facilidad en la votación demócrata de Florida, que no presentó una campaña activa por una disputa entre los partidos nacionales y estatales.

La ex primera dama ha liderado los sondeos nacionales pero Obama demostró tener la habilidad de inspirar y movilizar a votantes y ha obtenido el respaldo de algunas importantes figuras, incluyendo el del senador por Massachusetts Edward Kennedy, un ícono liberal.

Ahora ve
No te pierdas