Gandhi, a 60 años de su muerte

India conmemoró al ícono de la paz en una ceremonia donde se esparcieron sus cenizas; una bisnieta sumergió una urna con sus restos en la costa de Mumbai en un acto simbólico.
MUMBAI (CNN) -

Algunas de las cenizas del líder de la independencia india e ícono de la paz Mohandas K. Gandhi fueron esparcidas el miércoles en el mar por su bisnieta, en una jornada en la que el país le rinde tributo en el vigésimo sexto aniversario de su asesinato.

Gandhi, también conocido como Mahatma o "Alma grande," fue abatido a tiros por un extremista hindú en 1948 en un encuentro para orar en Nueva Delhi. Tras su cremación, las urnas que contenían sus cenizas fueron repartidas entre sus seguidores en todo el país para que las expusieran en monumentos conmemorativos.

El miércoles, una de aquellas urnas fue sumergida en la costa de Mumbai por la nieta del hijo mayor de Gandhi, Harilal, quien se había enemistado con su famoso padre y ni siquiera se presentó a su funeral.

En una cicatrización simbólica de aquellas diferencias, se decidió dar la posibilidad a que la familia de Harilal participara de alguna forma en el ritual sobre Gandhi.

La problemática relación de Harilal con su ilustre padre ha sido recogida en muchos libros, películas y obras. Incluso se convirtió al Islam, en un aparente gesto para contrariar a Gandhi.

Se dice que Harilal se enojó con su progenitor porque éste se negó a enviarlo al extranjero a estudiar. Pobre y alcohólico, murió solo en la penuria absoluta tras pasar sus últimos días viviendo en las calles de Mumbai.

"Es un día emotivo para nosotros," dijo a periodistas Neelam Parikh, la nieta de 75 años de Harilal, luego de esparcir las cenizas.

El día también estaba marcado por ceremonias de oración en todo el país, y la principal de ellas tendrá lugar en la casa donde Gandhi fue asesinado, meses después de llevar a India a la independencia de Gran Bretaña en una lucha pacífica.

Ahora ve
No te pierdas