Voto hispano, decisivo en 'supermartes'

Republicanos y demócratas luchan por el voto latino, que jugará un rol importante en ocho estad hoy se celebran las primarias en más de 20 estados para elegir a los delegados de ambos partido
El actor Robert de Niro dio su apoyo al demócrata Barack Oba
NUEVA YORK (CNN) -

El voto de estadounidenses de origen hispano puede ser clave en varias contiendas durante el maratón de elecciones primarias que será celebrado este martes, especialmente en el suroeste del país, según analistas.

Las primarias que se realizarán en el llamado “supermartes” en más de 20 estados definirán los delegados que elegirán más tarde un candidato demócrata y un republicano, durante las convenciones de ambos partidos en agosto y septiembre, para disputar la presidencia estadounidense en noviembre.

Los hispanos tendrán un rol importante en ocho de esos estados: Arizona, California, Colorado, Illinois, Massachusetts, Nueva Jersey, Nuevo México y Nueva York, de acuerdo con el centro de investigación Pew Hispanic.

Con una reñida disputa entre los precandidatos demócratas Hillary Clinton y Barack Obama, el voto hispano a crecido en importancia y puede ser decisivo, dijeron expertos.

“Los latinos serán una gran fuerza en el supermartes porque algunos de los estados con la mayor población hispana en el país, como California, Nuevo México y Nueva York, votarán el martes”, dijo a Reuters Ethan Siegal, un analista que sigue temas de Washington para inversionistas.

“Eso puede apuntar una tendencia sobre cómo los latinos votarán en la elección general”, agregó.

Hay más de 17 millones de personas de origen hispano aptos para votar en Estados Unidos, casi un 9% del electorado.

Tradicionalmente son demócratas y han dado su preferencia, según encuestas recientes, a la ex primera dama Hillary Clinton, senadora por Nueva York, frente a su rival, el senador de Illinois Barack Obama.

Obama, que de ser electo se transformaría en el primer presidente afrodescendiente de Estados Unidos, ha intensificado sus esfuerzos para conseguir votos entre los latinos en los últimos días.

Los últimos sondeos muestran a ambos en disputas apretadas en estados como Nueva Jersey y California, el más poblado del país y el que tiene más hispanos, con 5 millones de electores.

Pasado

En Nueva York, el estado de mayor población hispana en la costa este -con unos 3 millones de hispanos y más de 1 millón de electores- la memoria de los años de Bill Clinton en la Casa Blanca aún está entre los recuerdos.

“Hillary fue muy buena para nosotros. Ella va a ayudar a los pobres”, dijo Gladys Lind, una jubilada estadounidense de familia puertorriqueña en el Harlem, tradicional barrio afrodescendiente de Nueva York.

Mientras esperaba para cobrar una ayuda del Gobierno para pagar su alquiler en frente al edificio donde Bill Clinton tiene su oficina, Lind dijo que el ex presidente también es un factor positivo para Hillary. “Ella tendrá a Bill a su lado y él fue un muy buen presidente”, opinó.

Pero para la mayoría de jóvenes, e incluso algunos latinos, Obama trae un mensaje que parece ser más inspirador.

“Las personas están votando en Obama porque quieren un cambio”, dijo el estudiante Moses Caballero, de 20 años, mientras almorzaba en el “Cuchifritos”, un tradicional restaurante de comida puertorriqueña en “El Barrio” localizado en el lado este del Harlem.

Caballero, quien tiene padres republicanos, reconoció que Clinton trae un “buen récord” con los hispanos, pero dijo que le incomoda que “ella cambie de opinión como un panqueque” según la audiencia que tenga que conquistar.

La senadora tiene ventaja en Nueva York y otros estados de influencia hispana y obtuvo victorias con ayuda de los latinos en las primarias de Nevada y Florida.

Los hispanos también pueden jugar un rol importante en la contienda republicana.

El senador John McCain, de Arizona, otro estado con amplia población hispana, ha sido un defensor de una reforma migratoria para legalizar a unos 12 millones de inmigrantes ilegales, en su mayoría mexicanos y centroamericanos.

Por otro lado, su principal rival, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, cree que todos los ilegales deberían ser expulsados del país.

Pero McCain ha endurecido su discurso diciendo que defiende primero el reforzamiento de la seguridad en la frontera para frenar la inmigración ilegal y con eso ganar el apoyo de los conservadores de su partido.

Pese a eso, no debe ahuyentar a los latinos, que en general tienen amigos o familiares que son inmigrantes sin documentos.

“McCain posiblemente va a concentrar el voto de los hispanos republicanos”, opinó el profesor Larry Sabato, politólogo de la Universidad de Virginia.

Ahora ve
No te pierdas